BMW anuncia carga inalámbrica para coches eléctricos a partir de julio

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Los coches eléctricos van ganando terreno poco a poco, con la electrificación de la red de carreteras y su autonomía como principal obstáculo a día de hoy. No obstante, cada vez más marcas apuestan por mejorar en este sentido. Una de ellas es BMW, que ha anunciado carga inalámbrica para sus coches eléctricos a partir de este mismo verano.

No todos los modelos dispondrán de este tipo de carga, ni siquiera en todas las regiones. Para empezar serán los BMW 530e iPerformance de Europa y California los primeros en disfrutar de ella a partir de julio, aunque la marca no descarta ampliar la compatibilidad a otros vehículos próximamente.

En principio, la carga inalámbrica para coches de BMW se ve como un período de pruebas para esta tecnología, muy común ya en móviles de gama alta. Poco a poco irán mejorando los estándares, la velocidad y sobre todo la compatibilidad de coches que están por llegar al mercado.

Una de las ventajas de la carga que ha anunciado la marca alemana es que puede instalarse tanto en interiores como en exteriores. Abre la puerta así a situarla en puntos de recarga como por ejemplo los que Italia ha instalado en sus superautopistas eléctricas.

¿Qué ayudas y subvenciones existen para comprar un coche eléctrico en España?

El funcionamiento es simple: cuando pasas sobre una de estas estaciones de carga, en la pantalla se encienden unas líneas azules que te ayudan a aparcar justo sobre el punto exacto. Cuando lo hagas, el coche comenzará a cargarse inmediatamente de forma similar a cómo lo hace la carga inalámbrica en móviles.

Según ha comunicado la propia marca, gracias a su potencia de 3,2 kW/h puede completar una carga completa en apenas 3,5 horas. Es una velocidad bastante competitiva para ser uno de los primeros intentos por este sentido en el mercado de los coches eléctricos.

Puede que oigamos noticias pronto por parte de otras marcas, y es que BMW no es la única que trabaja para facilitar la carga de los coches y convertirla en una tecnología accesible.