Cómo Europa intenta desbancar a China en la fabricación de baterías para coches eléctricos

Servicio Tecnico provincia de Noticias

China representó en 2017 más de la mitad de la propiedad mundial de vehículos eléctricos, y sus ventas aumentaron un 141,6% en los primeros cinco meses de 2018, llegando a la friolera de 328.000 unidades.

Como parte de sus esfuerzos para aumentar su alcance global, China también está tratando de tomar la delantera en lo que respecta a la estandarización de tecnologías y diseños de baterías.

Pero por otro lado, encontramos que Europa también quiere competir con el gigante asiático en lo que a fabricación de baterías para coches eléctricos se refiere. Lo último que hemos conocido es que BMW construirá una fábrica de baterías eléctricas en Europa, gracias a un acuerdo… con un fabricante chino.

El acuerdo de BMW y CATL para la fabricación de baterías en Europa

BMW ha adjudicado un contrato por valor de algo más de mil millones de euros al fabricante chino de baterías de litio Contemporary Amperex Technology (CATL). Este acuerdo permitirá que el mayor fabricante de baterías de litio de China construya una fábrica para producir baterías para coches eléctricos en Europa. Vamos, toda una revolución.

Y es que CATL está explorando ubicaciones potenciales para una instalación de producción de baterías en Europa, en el estado alemán de Turingia, alentando a la compañía a utilizar un sitio cerca de Erfurt, en el este de Alemania. CATL también está explorando ubicaciones en Polonia y al menos en otro país de Europa, según Bloomberg.

¿Y si estamos todos equivocados al pensar en carga rápida para coches eléctricos?

Debemos tener presente que los fabricantes europeos se han mostrado reacios a asignar los considerables fondos necesarios para desafiar a los productores asiáticos dominantes como Samsung SDI, LG Chem y Panasonic.

CATL apuesta por un impulso chino liderado por el estado para frenar la contaminación de los motores de combustión tradicionales y aumentar la presencia del país en el mercado de coches eléctricos. Esta empresa, con sede en la provincia de Fujian, vendió 11,85 GWh de baterías de litio el año pasado, la más alta del mundo. 

Por otro lado, el mayor productor de China, BYD, anunció esta semana el lanzamiento de la que se convertirá en la mayor planta de baterías de litio del mundo, y que tiene como objetivo elevar su propia producción de baterías a 60 GWh por año para 2020.

Europa apunta a aumentar la producción de baterías de automóviles eléctricos

El BYD de China está considerando lanzar la producción de baterías en Europa con el objetivo introducirse en este continente, mientras Bruselas busca construir una industria local para impulsar un aumento en la producción de coches eléctricos.

Hasta este último anuncio de apertura de la nueva fábrica por parte de BMW, Europa ha contado con una sola fábrica operativa que produce celdas de batería para coches eléctricos: una planta en Gran Bretaña que produce baterías para vehículos Nissan, especialmente para el Leaf.

Estos serían los planes para establecer plantas de baterías para vehículos eléctricos en Europa según The Economic Times.

NORTHVOLT

La compañía sueca, encabezada por un ex ejecutivo de Tesla, pretende construir la fábrica de baterías de iones de litio más grande de Europa, produciendo 32 GWh de celdas de batería al año para 2023, rivalizando con la “gigafábrica” estadounidense de Tesla.

Se ha asociado con Siemens, ABB y el fabricante de camiones Scania, propiedad de Volkswagen, para construir la planta de 4 mil millones de euros, mientras que el Banco Europeo de Inversiones le ha brindado apoyo financiero.

TERRAE

Este consorcio alemán de 17 compañías e instituciones de investigación planea construir dos fundiciones, donde las baterías de iones de litio se fabriquen a medida según las especificaciones de los clientes. Las dos fábricas pretenden tener una capacidad de 34 GWh para el año 2028.

BYD

El fabricante chino de vehículos eléctricos BYD es también uno de los mayores productores de baterías del mundo con los costes de producción más bajos en la industria, según Bernstein Research.

BYD está considerando mucho la fabricación de baterías en Europa, según confirmó uno de sus directivos a Reuters, añadiendo que no estaba claro dónde se ubicaría.

BYD tiene un negocio en crecimiento que fabrica autobuses eléctricos, además de estar involucrado en granjas solares y almacenamiento de energía. La compañía tiene dos sitios de producción para autobuses eléctricos en Europa, en Hungría y Francia.

Una empresa que, por cierto, está respaldada por Berkshire Hathaway de Warren Buffett.

CATL

Como veíamos al principio de este artículo, la empresa contemporánea Amperex Technology (CATL) de China, es uno de los mayores productores de baterías de coches eléctricos.

En enero del pasado año, CATL compró una participación del 22% en el proveedor finlandés de automóviles Valmet Automotive, y ahora, como hemos visto, se ha aliado con BMW para su fábrica en Alemania.

LG

LG Chem de Corea del Sur planea producir 100.000 baterías de coches eléctricos en una fábrica polaca que se acabará de construir este mismo año. LG Chem suministra baterías a Volkswagen, General Motors y Renault.

SAMSUNG SDI

La empresa surcoreana Samsung SDI Co planea abrir una fábrica cerca de Budapest este año, que podría producir baterías para 50.000 vehículos eléctricos al año.

Samsung SDI, filial de Samsung Electronics, también produce baterías recargables para dispositivos electrónicos como teléfonos y sistemas de almacenamiento de energía.

Ya cuentan con una planta en Austria que se dedica a ensamblar paquetes de baterías (no a su fabricación).

SK Innovation

La SK Innovation de Corea del Sur quiere comenzar este año con la creación de una planta de baterías en Hungría y lanzar la producción a partir de 2020, produciendo 7.5 GWh de baterías al año.

SK Innovation comenzó como Korea Oil Corporation y es dueña del mayor refinador de petróleo crudo de Corea del Sur. También tiene divisiones para productos químicos, baterías y materiales electrónicos.

GSR CAPITAL

El año pasado, la firma de inversión china GSR Capital compró el negocio de baterías de vehículos eléctricos de Nissan Motor, Automotive Energy Supply Corp, que incluye plantas de baterías en Japón, en el estado estadounidense de Tennessee y en Inglaterra.

Esta es la planta que comentábamos antes: la que produce 2 GWh de baterías de iones de litio al año para vehículos eléctricos Nissan.

GSR también aseguró el pasado mes de marzo que invertiría 500 millones en el fabricante sueco de automóviles eléctricos National Electric Vehicle Sweden (NEVS) y que planeaba comenzar la producción de baterías de coches eléctricos en Suecia.

El presidente de GSR Capital, Sonny Wu, le aseguró a Reuters que la planta sueca podría lanzar su producción a mediados o finales de 2019 y que también estaban buscando en otras partes de Europa fábricas de baterías adicionales.

SAFT

France’s Saft, propiedad de la compañía de energía Total, produce una gama de baterías, que incluye energía de respaldo y aplicaciones industriales, pero no para vehículos eléctricos. En febrero, creó una alianza con Siemens, Solvay y Manz para desarrollar una nueva generación de baterías.

El grupo se enfocará en tecnología avanzada de iones de litio y estado sólido, dirigida al mercado de vehículos eléctricos y ferrocarriles, entre otros.