Hay varias ocasiones en las que debemos conocer el modelo exacto de nuestro ordenador. Eso, en Mac, es bastante sencillo, ya que está a un par de clics y conocemos la fecha de fabricación (lo más importante en un Mac), pero en Windows… hay que navegar un poco más. Por eso, a continuación os contamos cómo saber, en pocos pasos, el modelo exacto de PC en Windows 10.

Os estaréis preguntando para qué vale esto. La respuesta es sencilla: para tramitar una garantía, para saber si tu modelo exacto cumple con los requisitos del programa que quieres utilizar o para cambiar algún componente muy específico.

Siempre hay ocasiones en las que viene bien conocer el modelo exacto del ordenador, y en Windows 10 hay varias vías para averiguarlo.

La manera más sencilla de conocer el modelo de tu PC es accediendo al menú de “Información del sistema.

Para ello, lo único que debes hacer es ir a la barra de búsqueda (justo al lado del icono de Windows en el escritorio) y escribir “Información del sistema”.

Se abren una opción que nos muestra diferentes parámetros, como el modelo del sistema, la versión de la BIOS y otra información útil, como el SKU del sistema y la versión de algunos de sus componentes.

Cómo saber modelo de tu PC

Sin embargo, no es la única manera. El usuario “normal” (me incluyo) no está acostumbrado a introducir comandos a través del símbolo del sistema de Windows (vaya nombre, por cierto), pero los que sí, tenéis una manera más rápida de llegar donde queréis.

Si presionáis Win + R y ponéis “cmd”, se despliega el “terminal” de Windows 10. Acto seguido, debéis introducir el comando wmic csproduct get name, identifyingnumber. Con esto, lo que conseguís es el número de identificación del ordenador en cuestión y el nombre del modelo.

Cómo saber modelo de tu PC

En mi caso, no hay mucho donde rascar, pero hay familias, como las de Dell, Asus o Acer, por ejemplo, que mantienen nombres generación tras generación.

Ahora, ya sabéis cómo encontrar el modelo exacto de vuestro PC de una manera sencilla. Veréis que es de lo más útil si, algún día, lo necesitáis para cualquier programa o reemplazar algún componente.