Del primer Nexus al Pixel 3 XL: así ha sido la evolución de los móviles de Google

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Google no es nueva en esto de hacer móviles, aunque en los últimos años ha pisado el acelerador a la hora de fabricar y vender sus propios teléfonos. No obstante, la evolución de los móviles de Google ha sido mucho más pronunciada y llena de altibajos que la del resto de la industria.

Desde los primeros Nexus fabricados por HTC hasta el nuevo Pixel 3 XL ha pasado mucho tiempo, al menos lo que se considera mucho tiempo en el sector tecnológico, donde un par de años marcan una evolución decisiva.

Son ocho años desde que llegó al mercado el Nexus One hasta hoy, cuando conoceremos todos los detalles de los Google Pixel 3 en estos años Android ha pasado a ser el sistema operativo más popular del mundo y los smartphones han dado un salto de gigante en cuanto a rendimiento y prestaciones.

Google ha evolucionado con el sector, tanto con sus propios móviles como poniendo a disposición de los demás versiones de Android cada vez mejores. Esta sabiduría ha ayudado a la Gran G a mejorar cada vez más en el apartado de hardware.

Estos son los frutos de dicha experiencia a lo largo de los años, la historia de los móviles Nexus y luego los Pixel.

2010-2014: tomando el pulso al mercado

Durante cuatro años sobrevivió la gama Nexus de Google, con algunos móviles que causaron sensación en su momento. No es de extrañar, ya que aunque los inicios fueron algo renqueantes, finalmente alcanzó una aceptación bastante buena con el Nexus 4.

Desde el principio, ya desde el Nexus One, estos móviles de Google tenían una ventaja sobre los demás: actualizaciones rápidas de Android. Pese a ser fabricados por HTC primero y LG y Huawei después, la compañía desarrolladora de Android presionó para tener siempre la última versión de software en sus smartphones, y lo logró.

Sin embargo, no fue hasta el Nexus 4 de LG cuando consiguió vender bastantes unidades. Los Nexus One, Galaxy One y Galaxy Nexus no tuvieron tanta suerte, sin duda porque apelaban a una buena relación calidad-precio y no a unas características de gama alta.

Como hito, está la eliminación en 2011 de la ranura para microSD. Google ya adelantó la pujanza de la nube como forma alternativa de almacenamiento, aunque fue una decisión duramente criticada en aquella fecha.

Además de móviles, durante el período 2010-2014 Google también fabricó tablets bajo la marca Pixel.

Cabe decir que este período de tiempo fue ni más ni menos que una travesía por el desierto. La evolución de los primeros móviles de Google tiene poco que ver con lo que ofrecen en la actualidad.

Estos son los móviles más vendidos ahora mismo en Media Markt

Google Nexus 5: el punto de inflexión

La llegada del Google Nexus 5 siguió al Nexus 4, el primero que equipó el procesador Snapdragon más potente del momento. La compañía comenzó aquí a darse cuenta que los beneficios estaban en la gama alta, hasta entonces copada por los Samsung Galaxy. No abandonó por completo la gama media pero comenzó a equipar hardware bastante más potente.

Un ejemplo es el ya mencionado Nexus 5 y sobre todo el Nexus 6, con Snapdragon 805, 3 GB de RAM y pantalla QHD AMOLED. No está nada mal para haber sido presentado en 2014, así que podemos hablar de él como el primer “móvil moderno” de Google, con especificaciones bastante buenas incluso para hoy día.

Sin embargo, la recepción por parte del público fue dudosa. La cámara no era demasiado buena y la autonomía no era precisamente su punto fuerte, así que Google fracasó al plantar cara a otras marcas como LG o Samsung.

Este problema precipitó una decisión: romper lazos con LG como fabricante de los móviles de Google y tomar las riendas de todo desde la propia compañía. Es ahí cuando nació la marca Pixel, primero en portátiles Chromebook y luego en móviles.

2016: nace el #MadeByGoogle

No es casualidad que en 2016 el evento de presentación del primer Google Pixel se llamade #MadeByGoogle. De hecho, fue toda una declaración de intenciones: la compañía pasaba a ser una marca de móviles con capacidad para fabricar y diseñar sus propios dispositivos. Nada de licenciar la producción a terceros.

Con esto, Google quiso enviar un mensaje muy claro a consumidores y competidores: aunando software y hardware, como hace Apple, se pueden conseguir mejores resultados, y a ello se dedicaron.

Los primeros Google Pixel llegaron en dicho año, 2016, con la vista puesta ya en el segmento premium. Fueron los primeros en estrenar Android 7.1 Nougat y también en actulizarse a Oreo, una de sus principales ventajas.

Además, algo aún mejor: su cámara pasó a ser automáticamente la mejor del mercado, cubriendo así una de las principales carencias de los Nexus.

Pese a ello, fuera de Estados Unidos no llegó a cautivar al público, sobre todo por la escasa disponibilidad más allá de la propia Google Store Online.

¿Qué diferencias hay entre las distintas pantallas y cuál es mejor? ¿OLED, AMOLED u otra?

Pixel 2 y Pixel 2 XL: OLED sin marcos, una actualización descafeinada

El año pasado, en 2017, Google renovó sus dos buques insignia, aunque lo hizo con pocas mejoras. Además de pasar a equipar el nuevo procesador de Qualcomm y Android Oreo -ahora ya preinstalado- no hubo grandes novedades.

La pantalla pasó a ser OLED en lugar de AMOLED, esta vez sin marcos. Más allá de estas nuevas características, los Google Pixel 2 presentaron pocos cambios con respecto a su antecesor.

Esta aparente inmovilidad tuvo algo bueno: su cámara volvió a ser considerada la mejor en todos los análisis, y eso que Google se resistió a dar el salto a las cámara duales.

Para 2018 sí se esperan más cambios, como por ejemplo el desbloqueo facial o la navegación por gestos.