Cuando uno es conductor, una de las cosas que debe tomarse en serio es el mantenimiento del vehículo. Comprobar el aceite, la presión de las ruedas, los frenos de vez en cuando, el agua y ese tipo de elementos que hacen que todo vaya como debe y que el viaje sea más seguro es algo rutinario. Sin embargo, en los vehículo eléctricos la cosa cambia un poco. ¿Qué pensáis si os decimos que un coche eléctrico os dice que cambiéis el aceite?

De primeras, puede que no caigáis, pero no, un coche eléctrico no necesita cambiar el aceite, básicamente, porque no tiene. Hay muchos elementos en un coche eléctrico que son idénticos a los de uno de combustión, pero los filtros y el aceite no entran en esa categoría.

El motor eléctrico no necesita que cambiemos el aceite lubricante de vez en cuando para funcionar, ya que no lo necesita. Si bien tienen líquido refrigerante (el motor eléctrico se calienta menos que uno de combustión, pero se calienta) y hay otro tipo de mantenimiento exclusivo de estos vehículos, el aceite no está entre lo que debemos tener en cuenta. Por eso, el mensaje de los Audi e-tron que podéis ver en la imagen superior, es tan absurdo como divertido.

Es un recordatorio que aparece en el cuadro de mandos que indica que, aunque Audi ha personalizado algunos de los mensajes para sus vehículos eléctricos con avisos que no aparecen en los de combustión, otros se han colado.

Imaginad la cara de un conductor que va tan tranquilo y lee que tiene que cambiar el aceite del coche eléctrico en 320 kilómetros, además de hacer la inspección. Si no sabes que no es necesario, te puedes plantar en el concesionario correspondiente… y pasar un ratito de bochorno.

Y, hablando de los concesionarios y marcas, el conductor que ha encontrado este error señala la política de revisión de los concesionarios, talleres y marcas, ya que asegura que el vehículo eléctrico no necesita un mantenimiento cada 15.000 kilómetros y, aún así, se marca en el panel. 

Carey Trost, que así se llama el que ha encontrado este curioso fallo, dice estar seguro de que es una táctica para conseguir más dinero revisando algo que no necesita revisión.

Ahí no nos vamos a meter, pero algo tenemos claro: no hace falta que os preocupéis por el aceite en un coche eléctrico.