Han tenido que pasar 20 años para que podamos volver a hablar del BMW Serie 8. Fue lanzado en 1989, y en su día, allá por la década de los noventa, el Serie 8 estuvo a punto de convertirse en lo que por aquellos tiempos dentro de la fábrica de la marca bávara ya se estaba cociendo bajo el nombre de «Ferrari Killer»: pero ese proyecto, el de un M8 que elevara la potencia de aquel motor de 12 cilindros (300 caballos) hasta los 500 CV, nunca llegó a ver la luz. El Serie 8 (1989-1999), devorado sobre todo por la competencia, desapareció sin dejar rastro. Hasta hoy.

BMW ha lanzado para este año el BMW Serie 8 Coupé (2019), y con él ha hecho realidad el regreso de una denominación mítica que muchos pensaban que jamás se volvería a ver en el mercado. Pero eso no quiere decir que lo tenga fácil, ya que para empezar el propio nombre de Serie 8 pone el listón muy alto, y desde ComputerHoy.com hemos tenido la oportunidad de subirnos a él para conocer de primera mano todas las novedades tecnológicas que estrena.

Lo hemos conducido durante un evento que BMW ha organizado esta semana en Madrid (España), en una mañana en la que hemos tenido algo más de media hora para conocer de cerca sus prestaciones. El que nosotros hemos llevado era el 840d, el modelo diésel de 320 caballos de potencia; también estaba por allí el M850i, el gasolina que eleva esa cifra hasta los 530 caballos. En ambos casos, son coches que traen lo último en cuanto a tecnología de la marca bávara.

BMW Serie 8

Tal y como os decimos siempre en las pruebas de motor que llevamos años realizando en la web, y a las que cada vez más medios tech han decidido sumarse en estos últimos tiempos, nuestro foco está en la tecnología de los coches: si queréis conocer las prestaciones del motor, o descubrir el comportamiento del coche en el paso por curva, o incluso saber si los niños van a caber en los asientos de atrás, vuestro sitio de referencia está en AutoBild.es, el medio de motor de la familia Axel Springer España. Nosotros, de lo que os vamos a hablar es de tecnología.

En la Zona Motor de ComputerHoy.com ya hemos tenido la oportunidad de probar la tecnología de los coches de BMW: empezamos con el Serie 5, subimos un escalón con el BMW i3 y, como colofón final del año, nos pusimos al volante del BMW i8. Este nuevo Serie 8 hereda las tecnologías que ya hemos visto en esos otros modelos, pero al mismo tiempo también introduce nuevas funcionalidades en la casa. Conozcamos más a fondo su apartado tecnológico.

BMW Serie 8

Empecemos por hacer una rápida presentación del nuevo BMW Serie 8 Coupé. Tiene un precio que arranca en los 112.600 euros, y además de la versión Coupé también está disponible en formato descapotable con el modelo Cabrio, algo más caro. El motor del 840d, el que nosotros hemos conducido, es un diésel 3.0 de 320 caballos que viene acompañado por un cambio automático de ocho velocidades.

El nuevo Serie 8 es personalizable hasta el agotamiento en cuanto a extras, y lo primero que llamó nuestra atención al subirnos a él eran los acabados con cristales de swarovski que presentaba el pomo de la palanca de cambios. Este extra, más o menos discutible en cuanto a estético, sale por la nada despreciable suma de 799 euros adicionales al precio final. El sistema de audio que traía nuestra unidad ya era de alta calidad, con el sello de Harman Kardon, pero existe otro acabado que por 7.000 euros extra dota al coche de un sistema de audio de Bowers & Wilkins.

El BMW Serie 8 (2019) ya está a la venta en España, así que para conocer todo lo relacionado a los extras –así como también sus respectivos precios– os remitimos a la web de la marca. Hechas las presentaciones, echemos un vistazo a todo lo que tiene que decir este coche en cuanto a su tecnología.

Lo nuevo (1): Asistente de marcha atrás

Empecemos hablando de las tecnologías que nosotros, en ComputerHoy.com, no habíamos visto hasta ahora en los anteriores coches de la marca bávara que habían pasado hasta la fecha por nuestras manos. La primera de ellas es el Asistente de marcha atrás: el Serie 8 está constantemente registrando tu conducción para que, en caso de que lo necesites, puedas revertir los últimos 80 metros que hayas recorrido siendo el propio coche el que realice todas las maniobras.

Imagina que has entrado en una calle más estrecha de lo que parecía, y no puedes seguir adelante: tienes miedo de dar marcha atrás porque te ha costado horrores entrar, y sabes que si lo intentas corres el riesgo de rayar el coche. En ese caso, basta con que metas marcha atrás, pulses la opción de «Asistente de marcha atrás» en el navegador y dejes que sea el propio coche el que replique tus movimientos marcha atrás. Lo hará respetando las maniobras al centímetro, como pudimos comprobar en nuestra toma de contacto.

No es que un conductor de un Serie 8 nuevo vaya a encontrarse en una situación así con frecuencia, pero desde luego es una tecnología interesante que esperamos ver pronto implementada en los demás coches de BMW.

Lo nuevo (2): Este cuadro de instrumentos no lo habíamos visto

BMW Serie 8

BMW ha decidido dejar atrás lo (poco) que le quedaba de analógico a sus cuadros de instrumentos –hasta ahora mantenía, a modo de toque nostálgico, dos semi-esferas que albergaban en su interior los relojes digitales–, y ha optado por introducir un cuadro de instrumentos que es todo pantalla. De 12,3 pulgadas, para ser exactos.

Al Serie 8 le cuesta esconder su lado más bruto, su alma deportiva, y el cuadro de instrumentos presenta a todas luces un diseño agresivo que, sobre todo en el modo Sport, te recuerda que estás al volante de un coche que incluso en su versión diésel deja pegado al asiento a cualquiera.

Lo nuevo (3): La llave digital va a ser realmente el futuro

BMW Serie 8

Llevamos mucho tiempo escuchando hablar de llaves digitales. Tarde o temprano, todo apunta a que la llave de toda la vida será sustituida por una solución mucho más acorde al siglo XXI: hay quien ya habla incluso de abrir el coche con la huella dactilar. En el caso de este nuevo Serie 8, BMW ha optado por lanzar con él lo que denominan como Digital Key, una solución que permite compartir la apertura (y el arranque) del coche de forma remota a través de la aplicación BMW Connected.

De esta forma, si por ejemplo te vas de vacaciones y dejas el coche en casa, podrás compartir desde el móvil tu llave digital con otra persona para que pueda subirse al vehículo y conducirlo tal y como si le hubieras dejado antes la llave física. El control de las llaves digitales es absoluto, y en cualquier momento puedes desactivarlas o desactivarlas con una pulsación en la app.

Este modelo trae también la famosa llave con pantalla integrada de BMW, que permite controlar desde su panel táctil funcionalidades tales como el clima, la información de la autonomía restante o el estado de las puertas/ventanillas. Esta llave, recordemos, se carga tanto por microUSB como en la propia base de carga inalámbrica para móviles que incorporan los coches de esta marca. E incluso si se queda sin batería, seguirá funcionando para abrir o cerrar el coche con normalidad.

Así es la tecnología del BMW Serie 8 (2019)

BMW Serie 8

Hablar de la tecnología de un coche como el BMW Serie 8 (2019) son palabras mayores. Tanto por el segmento al que pertenece este modelo –lo que cuesta, vaya–, como por la cantidad de tecnologías que incorpora tanto por dentro como por fuera. Hagamos un repaso apartado por apartado de lo que te encontrarás en él este año.

Primero, veamos qué trae de serie:

BMW Serie 8

Y ahora, veamos algunos de los opcionales:

  • Control de crucero activo con funcion Stop&Go. Además de adaptar la velocidad de crucero al tráfico, también es capaz de detener el vehículo por completo si las condiciones de la carretera lo requieren.
  • BMW Night Vision con reconocimiento de peatones. Muestra una imagen en blanco y negro de lo que recoge la cámara de visión nocturna ubicada en el frontal del coche, y es capaz de detectar los peatones que haya en nuestra trayectoria.
  • Faros láser.
  • y más extras de los que hablaremos cuando hayamos tenido la oportunidad de probarlos en primera persona.

El BMW Serie 8 (2019) ya está a la venta por un precio que parte de los 112.600 euros. Esperamos poder probarlo pronto a fondo para contar de primera mano qué ofrecen estas tecnologías durante la conducción.