En un Mac con el chip T2, olvida instalar Linux o un Windows antiguo

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Solo una semana después de la última presentación de Apple en la que se mostraron los nuevos Mac y el iPad Pro 2018, los nuevos dispositivos han llegado al mercado, lo que nos permite conocer algunos detalles que no se comentaron en la presentación. Uno de los más controvertidos es el nuevo chip T2 que sí, mejora la seguridad y optimiza funciones del sistema, pero también impide instalar Linux o un Windows antiguo en un Mac.

Realmente, el chip T2 de los Mac no es totalmente nuevo. Los iMac Pro estrenaron este chip y los MacBook Pro de 2018 también lo implementaron en la placa, sin embargo han salido a la palestra ahora ya que vendrá, también, incorporado en los Mac más baratos, el MacBook Air de 2018 y el Mac Mini 2018. ¿Qué dice Apple sobre el chip T2? 

Oficialmente, se trata de la segunda generación de un chip de silicio creado para controlar diferentes elementos del Mac. Por ejemplo, es el que gestiona el controlador de audio y SSD, pero también el procesador de la señal y otro tipo de características que, por así decirlo, hacen que los nuevos Mac sean un poco más inteligentes. Sin embargo, también están ahí por la seguridad.

Y es que, además de gestionar la información de TouchID de los MacBook que posean ese sistema (evidentemente, no tenemos TouchID en el Mac Mini 2018) también cuentan con un nivel extra de seguridad gracias al coprocesador Secure Enclave.

Este procesador adjunto es el que ayuda a reforzar la seguridad del equipo, desde la detección de rostro en FaceTime HD hasta qué podemos instalar, o no, en el Mac. Y no, Linux y las versiones antiguas de Windows no cumplen los estándares de seguridad de Apple, o del chip T2.

El chip T2 solo aceptará instalaciones que Secure Book permita, lo que reduce esto a lo que diga BootCamp. Así, nos encontramos que no podremos instalar ninguna versión de Linux ni ningún Windows anterior a Windows 10, ya que es la última versión del sistema operativo de Microsoft la única que BootCamp acepta y marca como ”segura”.

Vale, es un ”mal menor”, ya que quien opta por un Mac es para poder utilizar las bondades de macOS, pero nunca sobra instalar otro sistema operativo para realizar diferentes tareas o usar programas incompatibles con Mac o, directamente, tener un sistema como Windows 7 configurado a nuestro gusto.

Eso sí, parece que habría una forma de saltarse ese nivel de seguridad extra del chip T2 e instalar Windows 8, por ejemplo, o una distro de Linux, aunque tendremos que hacerlo bajo nuestra responsabilidad (y no pasaría nada, ya que no dejan de ser sistemas operativos totalmente estables).