Es mejor que nunca te compres un ordenador en Asia, y esta es la razón

Servicio Tecnico provincia de Noticias

La mayoría de los ordenadores con Windows piratas que se venden en Asia vienen con virus preinstalados, un malware que puede poner en peligro la información personal de los usuarios.

Microsoft ha realizado una investigación sobre la venta de ordenadores en regiones de Asia, descubriendo que la mayoría de estos sistemas se venden con Windows piratas y encima casi todos con malware preinstalado.

Microsoft compró entre mayo y julio un gran número de PCs en distintos mercados asiáticos para determinar cuántos de ellos se entregaban con licencias de Windows falsificadas y cuántos de estos sistemas venían al mismo tiempo con virus.

Se han recogido resultados muy preocupantes. Y es que el 100% de los ordenadores que adquirieron en Corea del Sur, Malasia, Vietnam y Tailandia venían con Windows 10 pirata. El 91% de ordenadores comprados en India venían con Windows 10 no original, y en Indonesia ha sucedido lo mismo pero con un 90%.

En términos generales, el 83% de ordenadores que compraron en los distintos territorios asiáticos venían con Windows 10 falso.

Pero lo que le puede suponer al usuario unos cuantos euros de ahorro, le puede salir a la larga muy caro dado que la mayoría de estos ordenadores con software pirata veían con malware preinstalado.

El malware más común que encontraron fue el de minado de monedas virtuales, o sistemas con puertas traseras para que atacantes externos pueden hacerse con toda la información personal del usuario.

Cuando los proveedores venden software pirata que contienen virus en sus computadoras personales, no solo están impulsando la propagación de malware en la región, sino que también están poniendo la información personal y la identidad digital sus clientes a merced de los ciberdelincuentes”, dicta el estudio.

De esta manera debes tener cuidado en adquirir cualquier tipo de ordenador de importación en estas regiones asiáticas, dado que como siempre suele suceder lo barato puede acabar resultándote más caro.