Cuenta la leyenda que las carreras de motos se idearon cuando la segunda moto salió de la fábrica. Con los jetpack ocurre algo parecido. Apenas son prototipos, pero en 2019 tendremos las primeras carreras de jetpack.

Así lo ha anunciado JetPack Aviation, la compañía pionera en la creación de los trajes voladores humanos, que ha puesto en marcha la JetPack Racing League, una Liga de Carreras de JetPacks que tendrá lugar en 2019.

Para demostrar que esto es posible, han publicado un vídeo con la primera carrera de jetpacks de la historia, en donde dos pilotos corren tan juntos, que incluso pueden tocarse. Es todo un hito, teniendo en cuenta que volar tan juntos influye en la estabilidad y el flujo de aire de los motores. Puedes ver el vídeo en la imagen de apertura de la noticia.

Carrera de jetpacks

Estos jet pack de JetPack Aviation pueden volar a 320 Kilómetros por hora, y ascender a una altura de 6.000 metros, aunque de momento ningún piloto se ha atrevido a acercarse a esos límites. La seguridad es lo primero.

La JetPack Racing League o Liga de Carreras de JetPacks está abierta a cualquier equipo que use trajes voladores con turbina VTOL. Los organizadores están dispuestos a ceder equipación a los equipos que lo soliciten, siempre que traigan sus propios patrocinadores.

Cada equipo estará formado por tres componentes. Las carreras de jetpack serán similares a las competiciones de aviones de la Red Bull Air Race, en donde además de superar unos puntos de paso, habrá que sortear obstáculos y rodear balizas por encima y por debajo.

Este es el dron más vendido de Amazon

Durante los dos primeros años las carreras tendrán lugar sobre un lago, para reducir el daño si el jetpack falla y el piloto cae al suelo. Pero el objetivo, en dos o tres años, es competir sobre tierra.

El equipo de JetPack Aviation ha estado experimentando también con balones, y han obtenido buenos resultados. Más a largo plazo, no se descarta algún tipo de competición similar al baloncesto o el balonmano, pero con trajes voladores. ¿Una versión futurista del Quidditch? No es tan descabellado como suena…