Este robot es capaz de montar sillas de Ikea en tiempo récord

Servicio Tecnico provincia de Noticias

¿Es posible montar una silla de Ikea en tiempo récord? Si alguna vez has recurrido a la compañía sueca para decorar tu casa, atraído por los precios bajos, es muy posible que te hayas visto en un apuro a la hora de montar el mueble de Ikea en casa. Es cierto que en la caja vienen las instrucciones y las piezas necesarias para llevarlo a cabo, pero si no eres muy manitas puedes encontrar dificultades para hacerlo.

Ikea está apostando por la tecnología para crecer: sabemos que está trabajando en un asistente virtual para hacer muebles inteligentes y que hasta ha lanzado los primeros altavoces Bluetooth de Ikea que no necesitan montarse. Todo ello se completa con la puesta en marcha de un robot de Ikea para montar muebles.

Se calcula que entre 10 y 15 minutos es el tiempo que tarda en montar un mueble de Ikea una persona. Pero ahora acaban de crear un robot capaz de montar sillas de Ikea en tiempo récord. Concretamente, se trata del modelo STEFAN, logrado en menos de nueve minutos por dos robots con la ayuda de sensores de movimiento y pinzas. Eso sí, el proceso hasta lograrlo no ha sido fácil, y es que los investigadores han tardado tres años, de manera intermitente, en programar este sistema.

Echa un vistazo a las sillas de Amazon

El proceso no ha sido nada sencillo. De hecho, los investigadores aseguran que ha supuesto “un considerable esfuerzo de ingeniería” llevarlo a cabo. Un éxito que abre la puerta a que en un futuro los robots puedan montar muebles de Ikea y que lo hagan en poco tiempo con tan sólo leer las instrucciones. Hasta ahora, sus funciones se habían limitado a la línea de embalaje, y ahora se da un paso más allá con la construcción de mobiliario de la compañía sueca.

Que los robots puedan montar sillas de Ikea implica que deben estar programados para ser capaces de realizar los movimientos correctos y ajustar las piezas en lugar de los movimientos repetitivos que hacían hasta el momento en la línea de producción. En esta ocasión, un par de brazos de robot son capaces de doblarse en seis direcciones distintas usando sensores de movimiento y pinzas para armar la silla STEFAN de Ikea.

Este modelo cuenta con 12 páginas de instrucciones y se calcula que una persona tarda de media 11 minutos y 21 segundos en hacerla. Los robots han reducido este tiempo hasta los nueve segundos.

[Fuente: Daily Mail]