Si hay una compañía con dispositivos para todos los bolsillos, varios modelos, además, esa es Samsung. La compañía surcoreana se caracteriza por tener un portfolio repleto de productos, ya que tiene varios terminales por gama lo que, al final, es un enorme abanico de terminales entre los que, a veces, podemos perdernos.

Sin embargo, pese a tener tantísimos móviles diferentes, es fácil no perderse entre las gamas, ya que las letras de las familias de Samsung nos indican de forma bastante eficiente de qué gama hablamos. Por ejemplo, los Samsung Y son los más baratos destinados al público más joven. Los Galaxy S son los terminales premium (con permiso de los Note) y los A son los… Alpha, los que pueden recibir las novedades tecnológicas incluso antes que los Galaxy S.

La familia Samsung Galaxy A es muy, muy interesante, ya que está en una gama de precio que los sitúa en la gama media-premium y cuentan con características que los gama alta, incluso, aún no poseen. Desde su aparición en 2014 con aquel modelo de aluminio, muy premium en su día, los Galaxy A han sido sinónimo de innovación. A veces les ha salido mejor… y a veces peor, y ahora están en boca de todos gracias al Galaxy A9.

Como os contamos en nuestro análisis, se trata de un móvil que tiene, entre otras características, la friolera de cuatro cámaras traseras, y en este aspecto (y no como cuando hablamos de megapíxeles), más suele significar ”mejor”, ya que hay más posibilidades a la hora de montar sensores que realicen diferentes operaciones.

2018 fue el año de las más de dos cámaras, y ahí estuvieron dos terminales de la familia Galaxy A. Por un lado, el Galaxy A7 con tres cámaras para la gama media más estricta y, por el otro, el Galaxy A9 con sus cuatro sensores. Esta es una muestra del objetivo de la familia A de Samsung, el traer las innovaciones tecnológicas a la gama media para, posteriormente, añadir esas mejoras a la gama premium. 

Galaxy A 2019, ¿qué podemos esperar?

Y es que, dentro de la gama media, aunque el rendimiento no sea comparable a otros como el Pocophone con su Snapdragon 845, los Galaxy A dan muchas alegrías. En 2018 vimos paneles Super AMOLED muy bien calibrados, así como los últimos procesadores de Qualcomm para esta gama, el Snapdragon 660 que tantas alegrías ha dado en otros terminales como el Xiaomi Mi A2, y una gran cantidad de memoria RAM (6 GB para el A9).

¿Qué podemos esperar del Galaxy A 2019? Para empezar, paneles de alta resolución Super AMOLED que seguirán siendo de los más vistosos de su categoría, además de una gran cantidad de memoria RAM, que debería partir de los 6 GB, como mínimo, y que podría ascender hasta los 10 GB, una de las, según ciertas filtraciones, tendencias de este año.

Además, en lo que a procesadores se refiere, los Galaxy A 2019 deberían contar con los Exynos de la serie 7, la gama media de Samsung, y los Snapdragon de la serie 700, los enfocados a la gama media-premium que ya hemos visto en terminales como el Oppo RX17 Pro, ya que es un procesador mucho más capaz para la inteligencia artificial, otra de las tendencias de 2018 que se mantendrá en 2019. ¡Ah! Y el orificio en pantalla, como el A8s.

La guerra de las cámaras en móviles ya no se libra en megapíxeles

Ahora bien, ¿volverán a experimentar con más de cuatro cámaras? Aunque el A9 consigue resultados interesantes en el aspecto fotográfico, no está a la altura de los tope de gama en este aspecto, por lo que Samsung puede enfocarse en otro tipo de tecnologías para potenciar el apartado fotográfico de los Galaxy A 2019, aunque también podrían lanzarse a la piscina con cinco cámaras, o más (ahí está el Nokia con cinco lentes principales).

Samsung Galaxy A8s

Una prueba de innovación en la pantalla de los A8s, el orificio de la cámara para eliminar el notch que, supuestamente, incluirán los Galaxy S10.

De la manera que sea, está claro que la familia Galaxy A es la que más libertad da a Samsung. Los terminales premium no pueden errar el tiro, ya que son los que deben mantenerse durante toda una generación, y parece que las cosas están bastante claras con el Galaxy S10. Con los Galaxy A, sin embargo, gracias a las distintas familias (las diferentes letras) Samsung puede ”jugársela” y ofrecer productos muy interesantes.

Y estamos deseando ver qué tienen que ofrecer con los Samsung Galaxy A 2019.