Google ha empezado a aplicar la nueva política de Google Play Store y ya está eliminando las apps de Android que acceden al registro de llamadas y SMS.

El pasado mes de octubre, la compañía de Mountain View anunció una nueva política para Google Play Store por la cual iba a restringir el acceso de las apps al registro de llamadas y SMS. Con este movimiento, la Gran G tiene la intención de evitar que las aplicaciones intrusivas puedan recopilar información de las llamadas y los mensajes de texto de los móviles de los usuarios.

«Las aplicaciones deben registrarse activamente como controlador de SMS, teléfono o asistente predeterminado antes de solicitar a los usuarios que acepten los permisos de SMS o registro de llamadas, y deben detener de inmediato el uso del permiso cuando ya no sean el controlador predeterminado», indicó Google en la página de soporte de Play Console.

La nueva política de Google Play Store entró en vigor el pasado mes de octubre, y la compañía concedió a los desarrolladores de Android 90 días para, o bien adaptar sus aplicaciones a la nueva normativa, o bien para exponer los motivos por los que necesita mantener el acceso y cumplimentar la correspondiente declaración de permisos.

En caso de solicitar mantener el acceso, los de Mountain View revisarán con detenimiento la app, las razones manifestadas por su desarrollador para mantener los permisos, los beneficios para el usuario y los riesgos asociados, y en base a esto decidirán otorgar o denegar los permisos.

¿Pensando en cambiar de móvil? Estos son los más vendidos de Amazon España

Google ha pasado a la acción y ya ha comenzado a eliminar de la tienda oficial las apps que continúan solicitando permiso para acceder a los registros de llamadas y a los datos de los mensajes de texto sin la nueva autorización de la compañía. La corporación ha confirmado que durante las próximas semanas continuará con la labor de limpieza.