Hoy se ha presentado el Samsung Galaxy A80 y, tras rumores sobre un diseño con cámara rotativa, los surcoreanos han presentado el móvil que convierte su cámara principal en la cámara para selfies, y esto da muchísimas posibilidades a la hora de crear vídeo.

Como os hemos contado en nuestras impresiones del Samsung Galaxy A80, las cámaras frontales pueden convertirse en algo del pasado si la idea de Samsung cala entre el resto de fabricantes. Y es que, es un hecho que las cámaras frontales están muy por detrás de las principales en los móviles, pero con una cámara rotativa, este problema se soluciona.

El Galaxy A80 es un terminal que cuenta con una pantalla de 6,7” SuperAMOLED con resolución FullHD+ y prácticamente sin marcos (y con una barbilla muy reducida). No tiene notch, ya que la cámara está en el módulo desplegable que, además, aloja un sistema para que las cámaras puedan rotar.

El sistema está diseñado con una cámara principal de 48 megapíxeles f/2.0 y un gran angular de 8 megapíxeles f/2.2. Además, y esto es lo más ”especial”, cuenta con un sensor 3D que cada vez es más habitual en móviles enfocados a la fotografía y que permite, básicamente, que el terminal calcule mejor la distancia a los objetos para realizar un mejor desenfoque de fondo.

Samsung ha presentado una serie de vídeos en los que podemos ver la capacidad de la cámara del Galaxy A80, pero no en lo que a fotografía se refiere, sino en la grabación de vídeo. Y es que, la intención de la compañía es que sea un móvil para gente joven que graba mucho contenido en vídeo, y ha llevado el desenfoque de fondo al vídeo para conseguir resultados muy interesantes.

Hay que esperar a nuestro análisis del Samsung Galaxy A80, pero como podemos ver en este vídeo, se puede aplicar algo llamado ”Live focus” para que el sensor 3D calcule la distancia de nuestra cara y el fondo y, así, conseguir ese bokeh tan ansiado en fotografía, y ahora en vídeo. Os dejamos el ejemplo:

Por otro lado, han mostrado otro vídeo en el que utilizan el enfoque predictivo y estabilización, algo que se consigue gracias a la inteligencia artificial para, así, obtener vídeos que tiemblen menos: 

Como decimos, debemos esperar a nuestro análisis del Galaxy A80, pero está claro que esta cámara principal que también es frontal, y encima tiene sensor de profundidad, puede dar mucho juego.