Que te hackeen una cuenta de Instagram, YouTube, Facebook o Twitter es un gran disgusto, y una tremenda preocupación, porque acumulas muchos datos personales. Pero si eres un influencer cuyo trabajo e ingresos depende de esas cuentas, el hackeo de una cuenta de redes sociales puede ser una tragedia.

Varios influencers de Instagram cuyas cuentas han sido hackeadas se han quejado en Motherboard, de VICE, de la pasividad y el desinterés de Instagram a la hora de recuperar sus cuentas. Han visto como, a pesar de cumplir todos los requisitos que pedía Instagram, incluyendo hacerse selfies con un código para demostrar que realmente son ellos los que aparecen en la cuenta, como respuesta solo han recibido correos automáticos, y han pasado días sin que Instagram les devuelva su cuenta.

¿Por qué cada vez hay más influencers de Instagram hackeados?

Muchos ciberdelincuentes roban sus cuentas para pedir luego un rescate por ellas. Se hacen pasar por empresas de publicidad o marcas que quieren contratarlos, y mediante phishing roban su nombre de usuario y contraseña. Entonces cambian el correo electrónico de acceso y la contraseña, y el influencer no tiene forma de acceder.

Sin el correo de acceso y la contraseña, la víctima lo tiene difícil para demostrar que la cuenta era suya. Se han dado casos en los que los propios seguidores de un influencer hackeado han tenido que presionar a Instagram para que acelere el proceso.

Para un influencer su cuenta de redes sociales es su vida. Sin ella no gana dinero, y eso por no hablar de los datos personales robados o el daño que podría hacer el ciberdelincuente a su reputación, usando la cuenta en su nombre.

¿Qué supondría para el usuario la fusión entre WhatsApp, Facebook e Instagram?

«Tuve una crisis emocional«, ha escrito la influencer Cassie Gallegos en su blog. «Trabajé muy duro para convertirme en una persona influyente, para tener la vida que quería vivir, tuve colaboraciones con Hotels.com, PierHouse Key West, Dick’s Sporting Goods, Living Proof  por nombrar algunos. SE HA IDO. TODO MI TRABAJO SE HA IDO«.

Algunos instagramers desesperados confiesan a Motherboard que han recurrido a hackers de sombrero blanco (hackers éticos) para recuperar sus cuentas. Estos hackers conocen formas de hacer que Instagram acelere el proceso de devolución, o directamente rastrean al ladrón y lo hackean a él para devolver la cuenta a su legítimo dueño.

 «Sabemos que perder el acceso a tu cuenta puede ser una experiencia angustiosa«, ha explicado un portavoz de Instagram en un comunicado. «Hemos implementado medidas sofisticadas para frenar a los ciberatacantes antes de que obtengan acceso a las cuentas, así como medidas para ayudar a las personas a recuperarlas».