Kyocera KY-01L, el móvil más delgado y ligero, como una tarjeta de crédito

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Vivimos tiempos extraños en donde los tótems endiosados de los últimos años, se tambalean. Facebook es un gigante con pies de barro, y Google (“Don’t be Evil!“, ¡Ja!) y otras compañías de Internet están en entredicho por el espionaje masivo al que nos someten. Por si fuera poco, la gente empieza a cansarse de la esclavitud del smartphone, y vuelve al teléfono móvil. Kyocera ha presentado el KY-O1L, el móvil más delgado y más ligero del mundo.

Los japoneses aún utilizan muchas tarjetas de crédito, y es habitual que siempre lleven encima una pequeña cartera destinada únicamente a guardar estas tarjetas. El nuevo Kyocera  KY-O1L es un móvil del tamaño de una tarjeta de crédito pensado para poder llevarse en una de estas carteras, como una tarjeta más.

Tiene un grosor de solo 5.3 mm, y solo pesa 47 gramos. No notarás que lo llevas en el bolsillo.

Se trata de un smartphone con pantalla de tinta electrónica de solo 2.8 pulgadas. Tiene una batería de 380 mAh, pero no necesita más dada su escasa potencia, y el bajo consumo de la pantalla de tinta electrónica. Un carga sirve para varios días.

Es un teléfono móvil para llamar y poco más, no un smartphone, así que no se pueden instalar aplicaciones. Tampoco puede hacer fotos, ya que no tiene cámara.

Eso sí, dispone de conexión 4G porque incluye un navegador para acceder a páginas web, y lleva preinstaladas algunas apps básicas: mensajería, las clásicas apps de calendario, agenda, etc.

De momento solo se va a vender en Japón a un precio de 300 euros. No es barato, pero los japoneses aprecian su pequeño tamaño y peso.

La compañía japonesa Kyocera está especializada en diseñar smartphones muy particulares. Tiene también un móvil indestructible, y un móvil lavable.

Teléfonos móviles para desconectar, a partir de 30€ en Amazon

Como hemos comentado, los móviles clásicos están volviendo con fuerza en muchos países. En Reino Unido, el Aeropuerto de Londres regaló un teléfono móvil este verano a todos los viajeros que se comprometían a apagar el smartphone unos días para desconectar durante las vacaciones.