Nuestro móvil es el objetivo de todo tipo de delincuentes y estafadores, que inventan ingeniosas maneras de robarnos, mientras ellos se hacen ricos. La web BuzzFeed, en colaboración con la empresa de seguridad Protected Media, han descubierto un fraude multimillonario que gana docenas de millones de dólares al mes reproduciendo vídeos ocultos en banners de publicidad. El usuario no los ve, pero estos vídeos se reproducen constantemente, agotando la batería del móvil.

Esta técnica de estafa no es nueva, pero la red publicitaria descubierta por BuzzFeed es especialmente grande. Gana docenas de millones de dólares al mes, y opera como una empresa publicitaria convencional.

Todo empezó el pasado otoño, cuando algunos desarrolladores de Android comenzaron a recibir malas notas de usuarios que afirmaban que su app agotaba la batería. En muchos casos eran apps sencillas que apenas consumen energía, por eso los desarrolladores comenzaron a buscar la causa del problema. Con ayuda de la empresa de seguridad Protected Media, descubrieron un fraude oculto en los banners publicitarios de las app.

Las apps gratuitas, para ganar dinero, cobran de una empresa de publicidad que inserta un banner publicitario en su app. Este banner o recuadro publicitario suele contener un texto o una foto, y cobran una cantidad cada vez que alguien toca en el banner.

Según BuzzFeed, una compañía llamada Outstream Media, subsidiaria de una empresa publicitaria israelí llamada Aniview, supuestamente estaba reproduciendo vídeos ocultos debajo de los banners de texto, sin que el usuario ni el creador de la app lo sepan.

Los vídeos publicitarios están mucho mejor pagados que los textos o fotos, y además se reproducen constantemente en modo oculto. El creedor de la app no ve un céntimo por ellos, y mientras el usuario comprueba cómo su batería se está agotando rápidamente, porque hay un vídeo oculto funcionando en segundo plano mientras use la app.

Es una estafa muy sofisticada, con tres víctimas diferentes. El creador de la app, que no sabe que sus anuncios esconden un fraude y recibe notas netativas. El usuario, que pierde dinero porque la batería se agota y tiene que recargarla. Y los que pagan los vídeos publicitarios ocultos, que piensan que alguien los está viendo, y en realidad se reproducen de forma oculta.

Tanto Protected Media como otras compañías apuntan a Aniview, pero la empresa israelí asegura que ellos no saben nada, y que si una empresa subsidiaria ha hecho algo que ellos no saben, cesarán su actividad. Al final nadie tiene la culpa de nada, y nadie responde de los millones de dólares estafados con esta práctica.

Revisa las apps que tienes instaladas en tu móvil, y si ves que alguna gasta más batería de la necesaria y tiene anuncios publicitarios, busca más información en Internet. Podría ser una de las apps afectadas…

Como dice Julien, un desarrollador anónimo cuya app ha sido afectada por esre fraude, las reviews negativas y la mala reputación que obtienen cuando una app consume mucha batería, puede destruir a la compañía. No es para tomárselo a broma…