La pirámide de alimentos para tener una mente fuerte e inteligente

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Al igual que determinados nutrientes estimulan la resistencia, la fuerza muscular, previenen contra determinadas enfermedades o combaten el envejecimiento, lo mismo sucede con el cerebro, las capacidades cognitivas, la inteligencia y el poder de concentración.

De este modo, la presencia de alimentos concretos en tu plato propicia que tu mente esté más sana o por el contrario, perjudicará tus facultades en el caso de ingerir habitualmente grasas trans, comida rápida, exceso de procesados y ultraprocesados, carbohidratos simples o azúcares añadidos.

Existen numerosos tipos de comida para incrementar y potenciar las facultades mentales. Desde ese pescado azul que tan bien te sienta en el período de exámenes al completo plato de ensalada que gracias a elementos como la remolacha, el tomate o el salmón mejora tu rapidez cognitiva o tus sinapsis.

Dado que existen alimentos muy diversos para ser más inteligente y favorecer a tu cerebro, una valiosa infografía de Blue Brain Boost en forma de pirámide puede ayudarte a recordar cuáles son los más apropiados y cuál es la frecuencia con la que debes introducirlos en tu dieta habitual.

Las frutas y verduras son las reinas de la fiesta, siendo recomendable comer a menudo las bayas -ricas en antioxidantes-, los aguacates –ideales para la salud de tu mente y vivir más años-, el brócoli -que previene el estrés oxidativo- o los tomates -ricos en licopeno y betacaroteno-.

Por otro lado, es importante ingerir con regularidad legumbres y arroz integral, salmón -uno de los alimentos más ricos en ácidos grasos Omega-3, que también están presentes en rábanos, espinacas, sardinas, anchoas o quinoa-, nueces ideales para una mejor función cognitiva o semillas de lino.

Así afectan al cerebro los alimentos que comes

En menor medida también es muy importante consumir café por sus propiedades antioxidantes y de lucha contra males como el Parkinson, chocolate negro de forma semanal, es idóneo para una mejor función cerebral– y numerosas especias y hierbas como el orégano o la pimienta, así como un vaso de vino tinto de vez en cuando, cúrcuma -ideal para mejorar la memoria y el estado de ánimo– o aceite de coco.