La UE propone prohibir pajitas, bastoncillos y cubiertos de plástico

Servicio Tecnico provincia de Noticias

La Unión Europea ha propuesto prohibir los productos de plástico de un solo uso, como las pajitas, los bastoncillos, los cubiertos o los vasos y platos de plástico, entre otros. Esta propuesta forma parte de una serie de medidas que tienen el objetivo de reducir la producción de plásticos y de la contaminación que estos provocan, especialmente en mares y océanos.

De acuerdo con el Parlamento Europeo, la producción actual de plásticos es 20 veces mayor que en los años sesenta, y esto se refleja en la contaminación marina. Los últimos datos que ofrece Greenpeace señalan que cada segundo se vierten 200 kilos de plástico a los océanos de todo el mundo, con una cifra anual que supera los 12 millones de toneladas de basura.

Tanto es así que la isla gigante de basura del Océano Pacífico, situada relativamente cerca de las costas de California (Estados Unidos), es ya 16 veces más grande de lo que se pensaba: su superficie es de 1,6 millones de km2, tres veces el tamaño de Francia.

La UE quiere poner su granito de arena para ayudar a frenar la contaminación de los plásticos, y por ello ha presentado este nuevo conjunto de medidas. Una de ellas consiste en prohibir algunos productos de plástico de un solo uso para los que existen alternativas sostenibles y económicas, como los bastoncillos para los oídos, las pajitas o los platos, cubiertos y vasos de plástico. 

Estos son los cubos de reciclaje para el hogar más vendidos de Amazon España

Frans Timmermans, vicepresidente primero de la Comisión Europea, señala que estos utensilios no se prohibirán por completo, sino que se pedirá a los países miembros que tomen medidas para que estén fabricados con materiales sostenibles siempre que sea posible. 

El paquete de medidas también contempla que las empresas fabricantes de productos plásticos ayuden a cubrir los costes de gestión y limpieza de los residuos que generan, y que participen en las labores de concienciación. Además, los estados miembros tendrán que reducir el uso de recipientes de plástico para alimentos y bebidas, y estarán obligados a recoger el 90% de las botellas de este material para el año 2025. 

Las propuestas de la Comisión Europea serán remitidas ahora al Parlamento Europeo y al Consejo para su aprobación, que darán prioridad a su tratamiento para ofrecer resultados tangibles antes de las elecciones de mayo de 2019.