La última actualización acumulativa para Windows 10 viene con una sorpresa en la forma de pérdida de datos y también problemas de sonido que están sufriendo algunos usuarios, y te decimos lo que debes hacer si eres de los afectados.

Se cumple la premisa de que con cada actualización de Windows 10 se incluyen novedades pero también fallos y errores que sufren aquellos primeros usuarios que se las instalan. La última actualización acumulativa KB4556799 para Windows 10 lanzada el pasado martes, ha traído una serie de mejoras al sistema operativo pero también fallos.

Algunos usuarios confirman que esta actualización está causando problemas de audio y pérdida temporal de datos. Estos problemas están relacionados con un tema de configuración del controlador de audio y hasta la desinstalación automática de controladores de sonido, además de la pérdida de datos anteriormente señalada.

En lo que respecta a los problemas de controladores de audio parece ser que el tema se soluciona deshabilitando las mejoras de audio y reinstalando el controlador de Realtek.

Si acaso no fuera suficiente con que te quedarás sin sonido en tu ordenador con Windows 10, hay otro problema reportado sobre pérdida de datos. Parece ser que la pérdida de datos es temporal, dado que Microsoft carga de manera inicial un perfil temporal durante las actualizaciones, y después anula temporalmente el perfil de usuario predeterminado.

Según parece, reiniciando el ordenador entre seis y ocho veces después de la actualización, hace que el sistema operativo vuelva a cargar el perfil predeterminado y se vuelvan a recuperar los datos perdidos en la actualización.

En todo caso, si no quieres realizar ninguno de los procedimientos anteriores para recuperar el sonido o los datos de tu ordenador con Windows 10, puedes irte a «configuración de Windows», «actualización y seguridad», «ver historial de actualizaciones», «desinstalar actualizaciones» y elegir la «actualización acumulativa KB4556799» para que sea desinstalada de tu ordenador.

[Vía: mspoweruser]