Las 10 partes del cuerpo en las que más duele una quemadura solar

Servicio Tecnico provincia de Noticias

A todo el mundo le gusta conseguir un bronceado bonito durante el verano, pero la exposición prolongada al sol es peligrosa y es muy importante proteger tu piel adecuadamente para evitar las quemaduras solares

Si vas a tomar el sol, los dermatólogos recomiendan evitar las horas centrales del día, aplicarte protector solar regularmente y ponerte a la sombra a menudo, especialmente si empiezas a notar molestias en la piel. De esta forma podrás broncearte sin sobreexponerte a la radiación solar y prevenir los efectos negativos del sol, como manchas, alergias o incluso la aparición de melanoma u otros tipos de cáncer de piel.

Si bien es cierto que todas las quemaduras producidas por el sol son dolorosas, hay algunas zonas más sensibles que es recomendable proteger con especial cuidado. A continuación te dejamos una lista con las 10 peores partes del cuerpo para hacerse una quemadura solar.

Protégete con las cremas solares más vendidas de Amazon España

  • Cuero cabelludo. Protege tu cabeza con una gorra o un sombrero cuando estés tomando el sol si no quieres quemarte el cuero cabelludo. El picor y escozor que produce esta quemadura es muy desagradable y difícil de tratar.
  • Orejas. La piel de la parte superior de las orejas es muy sensible y se quema con facilidad, así que no olvides aplicarte protector solar ahí.
  • Ojos. Una alta exposición de los ojos a los rayos ultravioleta del sol produce fotoqueratitis, que además de causar dolor provoca visión borrosa, sensibilidad a la luz y lagrimeo. Usa gafas de sol con protección UV para prevenir estas quemaduras. 
  • Labios. No olvides utilizar un protector labial solar para que no se queme la piel de tus labios. 
  • Cuello y escote. En estas zonas la piel es muy sensible y la sobreexposición solar, además de causar quemaduras, conlleva la aparición de signos de envejecimiento, como manchas y arrugas. 
  • Dorso de las manos. Las manos están constantemente expuestas al sol y habitualmente nos olvidamos de ellas cuando nos aplicamos crema protectora. Las quemaduras en esta zona, además de ser muy dolorosas, dificultan las actividades cotidianas.
  • Pechos. Si haces topless asegúrate de protegerlos bien con crema solar, ya que al estar cubiertos habitualmente hay más riesgo de que la piel se queme. Al ser una zona muy sensible, las quemaduras en los senos son muy dolorosas. 
  • Genitales. Si practicas nudismo protege tus genitales del sol, ya que una quemadura en esta zona es especialmente dolorosa. En caso de quemarte, los dermatólogos recomiendan aplicar gel de aloe vera y tomar antiinflamatorios no esteroideos para aliviar el dolor y la inflamación.
  • Pies. Los pies son otros de los grandes olvidados cuando nos aplicamos protector solar. Quemarte tanto la parte superior como la planta de los pies hará que caminar sea un infierno, así que protégelos bien. 
  • Corvas. La piel de la parte posterior de la rodilla es muy sensible y se quema con facilidad. En esta zona las quemaduras resultan especialmente incómodas porque pican y escuecen cada vez que te sientas.

Ahora que ya conoces las zonas más críticas de tu cuerpo para las quemaduras solares, protégelas bien y no dejes que las molestias te arruinen el verano.