Llega WPA3: la seguridad Wi-Fi se actualiza después de más de una década

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Los dispositivos de Wi-Fi llevan desde 2004 con el mismo protocolo de seguridad WPA2. Más de una década después la Wi-Fi Alliance, la organización encargada de supervisar la adopción de los estándares del Wi-Fi, se ha propuesto certificar aquellos productos que admitan el siguiente nivel de este protocolo de seguridad, es decir, el WPA3.

La primera versión de este protocolo de seguridad, la WPA, se remonta hasta los comienzos del año 2000, y poco después le siguió el WPA2 que introdujo mejoras como el cifrado Advanced Encryption Standard, AES, y el cifrado de 128 bits. En ambos casos, se trataba de un protocolo que añadía una seguridad hasta entonces inexistente a las conexiones inalámbricas por WiFi.

La llegada del WPA3 se ha hecho esperar demasiado. En 2017 se descubrió un exploit capaz de afectar a los protocolos WPA2, lo que puso en evidencia la necesidad del siguiente protocolo. Pese a todo, la implementación definitiva del WPA3 no está prevista hasta 2019. Entre tanto, ambos protocolos empezarán a convivir en las casas.

EasyMesh: así es el próximo estándar WiFi que llegará a tu casa

Las protecciones adicionales de este nuevo protocolo hacen que sean más difícil piratear la contraseña y aunque los hackers consigan acceder, los datos que pueden ver serán también limitados. Además, el WPA3 introduce el Easy Connect, una herramienta para configurar la red desde el smartphone y la tableta; y WPA3 Enterprise, con seguridad de encriptado de 192 bits para entornos profesionales.

La noticia está en que la llegada de este protocolo ya es oficial, y la Wi-Fi Alliance ya está lista para empezar a certificar los primeros dispositivos compatibles con este estándar. Es algo que llevará todavía un tiempo, y no será hasta el año que viene cuando saldrán al mercado los primeros productos certificados.

Para los usuarios este cambio no supondrá nada nuevo, estarán más protegidos sin necesidad de hacer nada distinto de los que hacían antes: introducir su contraseña y conectarse a la red.

Eso sí, el cambio al protocolo WPA3, llevará un tiempo, ya que será necesario comprar nuevos dispositivos que sean compatibles, o esperar que los antiguos se actualicen. La parte positiva es que los que admiten WPA3 también se pueden conectar con los que aún usan WPA2, por lo que no será necesario cambiar todos los dispositivos inmediatamente.