Los 10 mejores juegos cortos para pasarse en una tarde

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Estos son 10 de los mejores juegos cortos que podemos pasarnos de una sentada, algo ideal en una época en la que continuamente se producen nuevos lanzamientos y donde, desgraciadamente, el tiempo es limitado.

¿Os gustan los juegos cortos o los que son muy largos? Hay muchos perfiles diferentes de jugadores y, por tanto, los gustos son muy dispares, pero si algo nos une es la pasión por los videojuegos. Vivimos una época en la que cada semana, y cada día, hay decenas de lanzamientos, un ritmo ”infernal” que no nos deja disfrutar de todo lo que llega.

Y ya pueden gustaros los juegos como Skyrim o un Fallout, títulos muy largos que nos roban muchas horas, que seguro que también os apetece un juego corto para ”desengrasar” entre cada aventura de más de 40 horas. Por eso, a continuación os contaremos cuáles son los mejores juegos cortos para pasarse en una tarde.

Se trata de diez juegos que podemos pasarnos en menos de seis horas y que resultan ideales para disfrutar de algo diferente entre dos grandes aventuras. Para encontrar los mejores juegos cortos, debemos irnos al segmento (en su mayoría) independiente, donde hay verdaderas joyas que no solo os harán pasar un gran rato, sino que están haciendo avanzar la industria de los videojuegos.

También tienes la opción de jugar en el móvil a los mejores juegos de Android

What Remains of Edith Finch

Empezamos la lista de los mejores juegos cortos con What Remains of Edith Finch, uno de los mejores lanzamientos, sin duda alguna, del año pasado. El estudio Giant Sparrow nos ”regaló” una aventura de esas que cuesta olvidar, cargada de momentos que se quedarán grabados a fuego en vuestra mente.

Somos Edith Finch, una joven descendiente de… los Finch, una familia un tanto desgraciada. Volvemos a la casa familiar para descubrir el secreto de nuestros antepasados, pero no serán recuerdos felices, sino un tormento personal que tendremos que vivir en primera persona.

No os asustéis, no tiene ni un mínimo componente de terror, ya que se trata de una aventura en primera persona que sí, es muy contemplativa, pero que tiene un par de mecánicas que darán mucho de qué hablar los próximos años. Dura unas tres horas y es de lo mejorcito que podéis disfrutar en una tarde. Además, engancha tanto que os lo pasaréis del tirón.