Los 10 mejores monitores baratos para PC que puedes comprar

Servicio Tecnico provincia de Noticias

No necesitas gastarte mucho dinero para comprar un monitor de calidad, por menos de 200 euros puedes encontrar opciones de mucha calidad, perfectos para jugar, trabajar o disfrutar de tus series y películas favoritas. Te mostramos qué debes tener en cuenta para comprar un buen monitor y cuáles son los mejores monitores baratos para tu PC.

Si tu viejo monitor no da más de sí, estás montando un PC nuevo, buscas una segunda pantalla para conectar la consola en tu habitación, o una tele con Chromecast para la cocina en donde ver Netflix mientras haces la comida, es el momento de comprar un monitor nuevo.

Por suerte, hoy en día no supone un gasto importante. Por apenas 90€ vas a conseguir una pantalla con buena calidad de imagen y todas las funcionalidades básicas. Por menos de 200€, virguerías como un panel IPS curvo y resolución QHD (1440p).

Cuando me puse a documentar el artículo, la intención inicial era buscar los mejores monitores baratos por menos de 150€. Hemos incluido alguno, pero al final hemos optado por subir el listón hasta los 200€, porque por apenas unos euros más obtenemos mejoras importantes como pantalla de 27 pulgadas, y tecnologías punteras como paneles curvos o el nuevo ratio de pantalla 21:9, ideal para la multitarea. Eso sí, hay que renunciar a la resolución 4K, o a características de la gama alta, como pantallas OLED o Quantum Dot.

Pero también hemos puesto nuestras condiciones: nada por debajo de las 21 pulgadas, y nada por debajo de 1080p. Obligatorio, también, al menos una entrada HDMI. Lo que hemos encontrado por poco más de 100€, nos ha dejado sorprendidos.

Vamos a ver cuáles son los mejores monitores baratos para el PC que puedes comprar.

Los monitores 4K con HDR ya son una realidad

Algunos datos a tener en cuenta

Valorar la calidad de un monitor es muy subjetivo, porque cada par de ojos ve de forma diferente. Si no puedes probar un monitor en directo antes de comprarlo, hay que fiarse de un serie de cuestiones técnicas.

En primer lugar, tenemos que examinar la calidad del panel. Aunque aún los venden, no compres un monitor LCD. Opta por un LED, que consume menos.

La tecnología del panel también es importante. Los paneles TN son muy populares porque son baratos y tienen bajos tiempos de repuesta, así que van bien con los juegos, pero tienen un bajo ángulo de visión. Si no los ves de frente, los colores se muestran lavados. No son para usarlos varias personas a la vez.

Los paneles VA y AMVA ofrece mejor calidad de imagen y más contraste, pero tienen algo de ghosting (difuminado cuando hay mucho movimiento), así que son mejor para trabajar que para jugar.

Los paneles IPS tiene más brillo, colores más vivos y un mayor ángulo de visión, aunque el tiempo de respuesta suele ser mayor que en los paneles TN. Pero han mejorado mucho y sirven para gaming.

Tecnologías como Quantum Dot, QLED u OLED quedan fuera de esta gama de precios.

Otro aspecto importante es el brillo, que se mide en nits o cd/m². Un monitor decente como mínimo debe tener un brillo de 200 cd/m², sino la imagen tendrá poca fuerza.  El contraste, un mínimo de 1000:1 nativo.

Hemos hablado del tiempo de respuesta, que es el tiempo que un pixel cambia de negro a blanco (black-to-white), o de cierto tono de gris a otro tono de gris (grey-to-grey). Para trabajar vale con un tiempo de respuesta de 5 o 6 ms (milisegundos), pero para jugar no debe ser superior a 2 o 3 ms. Lo ideal es 1 ms.

Por último, hay que tener en cuenta la velocidad de refresco, que es el número de imágenes por segundo que muestra la pantalla. El mínimo es 60 Hz. Si lo vas a usar para gaming con este valor es suficiente, aunque hay jugadores que juegan a 100, 120 o 144 Hz. Pero se necesita un PC muy potente para conseguir 120 o 144 fps en un juego. Si quieres un monitor para trabajar, intenta que al menos funcione a 100 Hz. Se cansará menos la vista.

Otro valor muy de moda hoy en día es el gamut extendido de color, es decir la cantidad de matices de un mismo color que puede mostrar. Se usan estándares acompañados de un porcentaje. Por ejemplo, 90% DCP-P3 o 115% sRGB. Como más altos sean estos valores, obtendremos colores más cercanos a la realidad. Un dato que también aparece en algunas especificaciones es la profundidad de color del panel. Los más baratos son 8-bit, pero en la gama alta podemos encontrar paneles de 10 y 12-bit. Los paneles 8-bit pueden mostrar 16.8 millones de colores con 256 variaciones de los colores primarios. Los de 10-bit, más de mil millones de colores con 1024 variaciones de cada color.

Ya conocemos todos los condicionantes que nos ayudarán a elegir los 10 mejores monitores baratos para PC que puedes comprar.