Qué es el MicroLED y por qué podría dejar anticuado al OLED

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Si llevas un par de años ahorrando para comprarte un televisor OLED y aún te falta un poco, quizá no llegues a comprarlo nunca. No es que no confiemos en tu capacidad ahorrativa, sino que es posible que en un par de años los televisores OLED hayan sido sustituidos por la nueva tecnología MicroLED, en la que ya están trabajando Samsung, Sony, Sharp… y Apple. Pero ¿Qué es MicroLED, y qué mejoras aporta con respecto a OLED?

MicroLED es una tecnología muy sencilla de entender, aunque su nombre puede resultar engañoso, porque en realidad su primera aplicación ha sido en la creación de pantallas de cine de cientos de pulgadas. Ahora, esta tecnología llega a los hogares.

En la pasada feria CES 2018, Samsung presentó The Wall, el primer televisor MicroLED, con una tamaño de 146 pulgadas. En efecto, cubre una pared entera. Puedes verlo en este vídeo, para entrar en ambiente antes de emplicar qué es el MicroLED y por qué podría dejar anticuado al OLED.

LEDs de 1 mm de espesor

Como hemos dicho, la tecnología MicroLED es muy sencilla de entender. Pero las implicaciones son enormes.

Los paneles MicroLED o Micro LED posee luces LED que son cien veces más pequeñas que los LEDs tradicionales. Hablamos de LEDs con un tamaño y una distancia entre LEDs de menos de un milímetro. Y algunos fabricantes chinos ya están experimentando con LEDs de 0,15 mm.

Amazon tiene los mejores televisores OLED que hay a la venta

Las ventajas de usar LEDs cien veces más pequeños son inmediatas: los píxeles son mucho más diminutos, con lo que la imagen es mucho más detallada y se puede contemplar desde mucho más cerca porque, literalmente, no se ven los píxeles:

Pero esa no es la única ventaja de los paneles MicroLED.

Lo mejor de OLED, pero mejorado

Los paneles LED que usan la mayoría de los televisores actuales se componen de una pantalla LCD que no puede emitir luz, así que hay que poner unas luces LED detrás para iluminar la pantalla. Este sistema genera un buen brillo, pero como las luces siempre tienen que estar encendidas no se pueden conseguir negros perfectos, y los ángulos de visión son pequeños: la imagen desde los laterales pierde calidad.

Por eso la tecnología OLED es la mejor que tenemos hoy en día. Los paneles OLED tienen píxeles que emiten su propia luz, y pueden apagarse o encenderse de forma individual. No ofrecen tanto brillo como LED pero los colores son más vivos, los negros perfectos, y tiene un mayor ángulo de visión. Pese a todo, no es una tecnología perfecta: su ciclo de vida es más corto, la sala debe estar poco iluminada, y son caros.

¿Cómo encaja aquí la nueva tecnología MicroLED? Para empezar, conserva todas las ventajas de OLED. Los píxeles emiten su propia luz y se pueden apagar y encender a voluntad, así que se consiguen colores vivos y negros perfectos, con los mismos ángulos de visión de OLED. Pero además, al existir muchos más LEDs (aunque de menor tamaño), el brillo es mayor. Samsung habla de 2000 lúmenes, bastante más que los televisores LED con más brillo que se venden ahora.

A nivel visual es, por tanto, MicroLED una especie de OLED mejorado. Pero aún existe otra mejora adicional.

La primera televisión modular

Una de las características más rompedoras de MicroLED, o del equivalente en Sony, Crystal LED o CLEDIS, es que la pantalla esta formada por pequeños módulos que encajan uno al lado del otro de forma tan perfecta que es imposible diferenciarlos, cuando están juntos.

La ventaja de este diseño modular es que puedes crear tu propio televisor del tamaño que quieras, simplemente colocando más o menos paneles, como un puzzle. Y el diseño no tiene por qué ser cuadrado:

MicroLED ajusta la imagen automáticamente en función del diseño de paneles que elijas, sin que tengas que preocuparte de configurar nada.

Ya están aquí los televisores 8K: esto es lo que debes saber

Estos son los módulos MicroLED que utiliza Samsung en sus pantallas de cine Samsung Cinema LED, que ya se están instalando en algunos cines, sustituyendo a los clásicos proyectores:

Las dificultades de MicroLED

Hemos visto las ventajas y novedades de MicroLED, que son muchas, incluso con respecto a OLED. Pero sus mejoras tecnológicas son también su debilidad. Al menos de momento.

Los fabricantes llevan dos años trabajando con MicroLED, y los televisores domésticos podrían tardar al menos un par de años más… como muy pronto. Y es porque se enfrentan a un muro tecnológico que todavía están comenzado a escalar.

La ventaja de MicroLED es, al mismo tiempo, su mayor defecto. Como hemos explicado, se trata de LEDs cien veces más pequeños que los actuales y, por tanto, infinitamente más difíciles y caros de fabricar.

Un pixel tiene que tener al menos tres LEDs (rojo, verde y azul) para generar los colores, así que en una pantalla 4K con 3840 x 2160 = más de 8 millones de píxeles, hablamos de 25 millones de MicroLEDs con una tamaño de menos de un milímetro. Se necesita una precisión tan elevada, que los sistemas de fabricación actuales no están preparados para ello. Y aunque lo estén, sigue siendo un proceso extremadamente caro. No son solo los LEDs, sino también los cables y la circuitería asociada.

Otro problema que hay que superar con MicroLED es el calor. Las luces LED emiten calor, y como el sistema MicroLED usa LEDs mucho más pequeños, pero muy numerosos, el calor que genera es mucho mayor que en una pantalla OLED o LED.

En esta imagen se pueden ver los enormes ventiladores que llevan cada uno de los paneles modulares que forman una pantalla Crystal LED de Sony:

Hay que tener en cuenta que los ventidores emiten ruido, así que este sistema solo sirve para pantallas situadas en un centro comercial o un cine, en salas grandes o con mucho ruido, pero no se puede utilizar en una casa. Y el consumo de electricidad para alimentar la pantalla y los disipadores de calor es también mucho mayor.

Es por eso que a la tecnología MicroLED aún le faltan un par de años, hasta que consigan perfeccionar el método de fabricación a gran escala, sin fallos en los MicroLED y con una disipación del calor que sea eficiente y sin ruido.

Sansung estrena MicroLED… ¿en 2019?

La compañia coreana es una de las que más está apostando por MicroLED, seguramente porque OLED es una tecnología dominada por LG, y aunque Samsung fabrica pantallas OLED para móviles (como la del iPhone Xs), en televisores usa QLED. Con MicroLED podria mejorar a OLED, y superar a su gran rival.

Samsung estrenó hace un años sus pantallas LED modulares para el cine, y ahí es donde quiere comenzar a usar MicroLED.

También va a ofrecer soluciones para centros comerciales, salas de conferencias, despachos profesionales, etc.

La gran sorpresa la protagonizó en el pasado CES 2018, cuando desveló su primer televisor MicroLED de 146 pulgadas, que ha llamado The Wall:

El objetivo de Samsung es ponerlo a la venta en 2019, pero su precio podría rondar los 60.000 o 70.000 euros. A medio plazo piensa reducirlo a unas 70 pulgadas, y alcanzar la resolución 4K. No va a ser un tecnología que sustituirá inmediatamente a LED u OLED.

Sony y sus paneles Crystal LED

Aunque la filosofía es similar a los MicroLED, Sony llama a su tecnología Crystal LED , o CLEDIS (Crystal LED Display System). La está desarrollando incluso antes que Samsung, pues ya presentó su primer modelo en 2014.

Cada pixel de Crystal LED tiene un 99% de superficie vacía, y el LED apenas ocupa 0.003 milímetros cuadrados. Son de un tamaño microscópico.

Guía de compra: mejores televisores baratos en 2018

El ángulo de visión de Crystal LED es de 180 grados, tanto en horizontal como en vertical. Así que prácticamente se puede ver desde cualquier lugar, teniendo en cuenta que la pantalla está en una pared, y por tanto sólo te puedes mover 180 grados alrededor de ella.

Puedes verla en funcionamiento en este vídeo:

Como Samsung, sus primeras aplicaciones serán sustituir a los proyectores en el cine, pantallas comerciales y profesionales, aplicaciones médicas, etc.

De momento la compañía japonesa no ha puesto fecha a un posible televisor doméstico Sony Crystal LED, aunque ha mostrado varios en diferentes ferias.

Apple también se apunta

Quizá el invitado más inesperado a la fiesta de presentación de MicroLED, es Apple. Hace unos meses un informe de Bloomberg desveló que Apple podría llevar más de 3 años trabajando en el desarrollo de paneles con tecnología MicroLED. Pero su intención no es usarlos en televisores… y tampoco en sus smartphones. Según el informe, pretende usar pantallas microLED en sus relojes inteligentes Apple Watch

Paso lento, pero firme

Todo apunta a que MicroLED será el sustituto de OLED, si consiguen fabricarlo a precios razonables. Es un proceso que llevará años, pero ya hay empresas trabajando en todos los eslabones de la cadena: los fabricantes de los LEDs, la circuitería, el driver, y los paneles:

No sabemos cuándo podremos comprar un televisor MicroLED, pero parece que el trono de OLED será reclamado en un plazo de un par de años.