Sandboxing y Big data, el futuro de la seguridad informática para empresas está en la nube

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Los sistemas Cloud computing o computación en la nube han llegado para quedarse y permiten la integración de herramientas y servicios de seguridad a nivel global.

Estos sistemas de computación en la nube han resultado ser un excelente laboratorio de pruebas en los que crear entornos con los que detectar y neutralizar ciberamenazas reales que, de otro modo, terminarían en una brecha de seguridad y cuantiosas pérdidas para las empresas.

La computación en la nube, junto al Big data y otras técnicas de procesado de datos en la nube se han convertido en un importante aliado en la lucha contra las ciberamenazas.

ESET, el mayor fabricante de software de seguridad de la Unión Europea ha anunciado el lanzamiento para este mes de tres nuevos productos en los que se implementan soluciones de sandboxing, Big data y computación en la nube poniéndolos al servicio de la seguridad informática para empresas.

¿Qué es sandbox o sandboxing?

El término Sandbox o Sandboxing es, tal y como indica su nombre, un “cajón de arena” como los que utilizan los niños para jugar manteniendo separado el entorno de juego con arena, del resto del espacio.

En un entorno virtual, un sandbox está lejos de ser un juego de niños y consiste en virtualizar entornos de redes empresariales que sirven de cebo para todo tipo malware, pero con la ventaja de encontrarse en un entorno aislado y controlado en lugar de en una red empresarial real.

En este entorno controlado se libera un archivo sospechoso para comprobar si realmente es dañino. Si el malware se activa y comienza a atacar, el entorno controlado del sandbox permite estudiar y analizar su funcionamiento y tácticas de ataque permitiendo aprender de ellas.

ESET presenta nuevos servicios de soporte técnico para empresas y pymes

Después, en un entorno empresarial real, se utilizan técnicas de Machine Learning para adelantarse a ese comportamiento malicioso y neutralizarlo incluso antes de que el malware se active. Así, los sistemas de seguridad informática mejoran su eficiencia minimizando el riesgo de producirse daños o pérdida de información de las empresas por ataques informáticos.

Nube y ciberseguridad, trabajando mano a mano

Una de las claves en la estrategia de empresas de seguridad informática es la integración de las ventajas de la computación en la nube en la defensa de las redes empresariales.

ESET lo ha conseguido en sus servicios ESET Dynamic Threat Defense, ESET Threat Intelligence y ESET Cloud Administrator, con los que logra implementar servicios de sandboxing, Big data y Cloud computing en sus productos para la protección de endpoints empresariales.

Cortafuegos, herramienta imprescindible para proteger tu red

El primero de ellos, ESET Dynamic Threat Defense, proporciona una capa de seguridad adicional a las soluciones de protección para endpoints de ESET, previniendo las amenazas zero-day para las que todavía no existe una herramienta de protección enviando el archivo sospechoso a un sandbox en la nube donde se ejecuta analizando su comportamiento para “aprender” a neutralizarlo mediante machine learning.

Una de las principales ventajas de utilizar un sandbox en la nube es que permite ahorrar recursos locales de los equipos al analizar las amenazas en un entorno aislado y seguro fuera de la red empresarial. Además, un sandbox en la nube permite aprender del comportamiento evasivo de las amenazas para reforzar la seguridad informática de la empresa en el futuro.

Lo mejor de todo ello es que, al hacerlo en la nube, no es necesario implementar un sandbox en todos y cada uno de los equipos o invertir en más hardware.

Big data, un oráculo para la seguridad empresarial

El Big data llega al terreno de la ciberseguridad de ESET de la mano de su producto ESET Threat Intelligence con el que la empresa de seguridad europea consigue reforzar la protección de las redes empresariales adelantándose a los riesgos de ataque con medidas preventivas a la medida de cada perfil de empresa.

El nuevo producto de ESET para los endpoints empresariales actúa a modo de biblioteca de virus en la nube que procesa una enorme cantidad de información sobre ataques dirigidos, amenazas avanzadas persistentes (APT), ataques zero-day y actividad de botnets.

Así te protege ESET Internet Security 2018

Con todos esos datos procesándose y actualizándose en tiempo real mediante técnicas de Big data, ESET Threat Intelligence permite estructurar la información proponiendo a cada empresa medidas de defensa proactiva específicas y personalizadas para adelantarse y mejorar su capacidad de respuesta ante un ataque.

Control centralizado de la seguridad de la empresa en la nube

La última implementación de ESET con las tecnologías de computación en la nube será muy bien recibida por los departamentos de TI de las empresas. ESET Cloud Administrator proporciona un completo panel de control para la seguridad informática de las empresas.

La nube permite mejorar la gestión de la seguridad de los endpoints empresariales proporcionando un completo panel de control remoto para el departamento de TI.

Con el panel web remoto de ESET Cloud Administrator, el departamento de TI de la empresa puede reducir su carga de trabajo al automatizar la limpieza y actualizaciones de los servidores sin necesidad de interactuar con el usuario. Esto reduce drásticamente el tiempo que el departamento de TI debe dedicar a estas tareas de mantenimiento.

Además, la gestión remota de los endpoints permite realizar análisis de amenazas y configuración de todos los equipos de la empresa desde una sola consola remota, lo cual supone un importante ahorro en inversión en hardware y en tiempo, eliminando la necesidad de inmovilización de los endpoints móviles por este motivo.