Quizás sea una buena idea que definitivamente te decidas a cerrar tu cuenta de Facebook, no solo para salvaguardar datos que en un futuro podrían comprometerse, sino también para mejorar tu vida. Al menos esto señala un estudio.

Un nuevo estudio de Stanford y la Universidad de Nueva York, ha descubierto que la eliminación de una cuenta de Facebook puede suponer pequeñas pero significativas mejoras en el bienestar de una persona.

A pesar de todos los problemas de privacidad que ha tenido Facebook durante 2018, todavía millones y millones de personas utilizan esta red social a diario para comunicarse con amigos y familiares.

Este estudio, titulado The Welfare Effects of Social Media, creado por investigadores de la Universidad de Stanford y New York, está siendo uno de los más rigurosos para observar lo que sucede cuando las personas se desconectan de la red social. Y es que desconectarse de Facebook podría llevar un mayor bienestar subjetivo, menos drama político y un mayor tiempo dedicado a amigos y familia, en la vida real.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores reclutaron a 2844 usuarios de Facebook y asignaron al azar a la mitad de ellos la tarea de desactivar temporalmente sus cuentas por un mes. Los investigadores durante este periodo monitorearon todas las cuentas para asegurarse de que ninguno de estos usuarios la reactivó durante el tiempo señalado.

Tras entrevistar a todas aquellas personas que cerraron su cuenta de Facebook durante un mes, llegarno a la conclusión de que “se vieron pequeñas pero significativas mejoras en el bienestar, y en particular en la felicidad y la satisfacción con la vida”.

El estudio reconoce que hay beneficios al utilizar las redes sociales, pero siempre que se usen como medio para mantener en contacto a personas que viven lejos. Pero también señalan que existen muchas desventajas, y que muchos usuarios no saben cómo lidiar con su adicción desmesurada a las redes sociales.