Windows 10 acelera sus actualizaciones gracias a la inteligencia artificial

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Actualizar Windows 10 va mucho más allá de poner la actualización en un servidor y dejar que los usuarios la descarguen. Microsoft ha utilizado la inteligencia artificial para acelerar la descarga de las actualizaciones de Windows 10.

Y los resultados no han podido ser más espectaculares. Windows 10 April 2018 Update se ha instalado en más de 250 millones de ordenadores en poco más de un mes. Eso es más del doble que la actualización de Windows 10 anterior. 

Más de 1.000 millones de dispositivos usan Windows, aunque Windows 10 solo está instalado en poco más de la mitad. Aún así, ningún servidor puede aguantar más de 500 millones de conexiones.

Microsoft, de forma similar a cómo actúan los fabricantes de móviles con las actualizaciones de Android o iOS, no ofrece las actualizaciones a todos los usuarios al mismo tiempo, sino que los agrupa en diferentes anillos, y los va actualizando por fases, de forma distribuida.

Con Windows 10 April 2018 Update ha estrenado un nuevo sistema de distribución de las actualizaciones, que usa la inteligencia artificial. Esta IA analiza los equipos en donde mejor y más rápido se instala la actualización, y la ofrece en primer lugar a equipos similares. A medida que más PCs instalan Windows 10 April 2018 Update, realiza análisis más precisos y va afinando más a la hora de decidir quienes son los siguientes en la cola.

Con este sistema Microsoft ha conseguido doblar la velocidad de instalación de Windows 10 April 2018 Update, que en poco más de un mes se ha instalado en 250 millones de PCs.

Hazte con un PC con Windows 10 por apenas 100€ en Amazon

Esta inteligencia artificial aplicada a las actualizaciones de Windows 10 no solo acelera las descargas, sino que también refuerza la seguridad. Si se detecta algún fallo durante la instalación, bloquea las actualizaciones en PCs con un hardware similar, para que no se reproduzca el fallo. Es lo que ocurrió con uno de los últimos bloqueos de Windows 10, que se descubrió y arregló en apenas 24 horas, gracias a que la IA lo detectó inmediatamente.