Apps de Android con 2.000 millones de descargas, acusadas de fraude

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Un análisis de apps publicado en Buzzfeed indica que 8 apps de Android que suman 2.000 millones de descargas, podrían estar involucradas en un supuesto fraude publicitario en el que habrían robado clics para ganar dinero con la publicidad.

Las apps acusadas son muy conocidas y utilizadas. Se trata de Clean Master, Security Master, CM Launcher, 3D Kika Keyboard, Battery Doctor, Cheetah Keyboard y CM Locker de la compañía china Cheetah Mobile, y CM File Manager de la también china, afincada en Silicon Valley, Kika Tech.

Según el informe, supuestamente estas apps desvían clics de banners publicitarios de instalación de apps, haciendo creer al anunciante que se han instalado desde una app o web de dichas compañías, para así cobrar el ingreso publicitario.

Es una acusación grave de fraude sobre compañías de Android importantes, que como hemos dicho suman 2.000 millones de descargas. Clean Master acumula 1.000 millones de descargas ella sola, mientras que otras como Battery Doctor o Kika Keyboard, superan los 200 millones de descargas.

Se trata de apps que tienen gancho porque se centran en problemas muy comunes en Android, como la recuperación de espacio, el gasto de la batería, o los teclados virtuales.

Aunque directamente esto no afecta al usuario que ha instalado la app, toda la infraestructura para, supuestamente, desviar estos clics, consume más recursos y batería del móvil en donde se ha instalado, por lo que sí tiene un efecto negativo en el usuario que está utilizando estas apps.

Esto es robar, no hay otra manera de decirlo“, afirma Kochava, la firma de seguridad que ha denunciado el hecho. “Son compañías de Internet operando a gran escala, no una persona anónima en un sótano“.

Estas son las ofertas del día en tecnología en Amazon

Cheetah Mobile ha lanzado un comunicado afirmando que esto se debe a comportamientos deshonestos de SDKs de diferentes plataformas publicitarias, mientras que Kika Tech ha negado cualquier intención de participar en prácticas publicitarias de este tipo, reafirmando que cualquier supuesto fraude, si se demuestra, habría sido cometido sin su consentimiento. Kovacha insiste, sin embargo, en que el código de inyección está dentro de la propia app.