La Policía Nacional ha alertado a través de su perfil de Twitter sobre unos correos falsos del Ministerio del Interior cuyo objetivo es engañar a los usuarios e instalar malware en su ordenador. 

El e-mail en cuestión suplanta la identidad del organismo oficial y cita a la víctima para un supuesto interrogatorio. A continuación, se le pide que descargue un archivo que contiene malware para infectar su ordenador.

Por esa razón, la policía advierte que no deben abrirse correos desde las siguientes direcciones: policia@gobierno.es o asesorjuridico@dian.gov.org, que pese a tener apariencia de direcciones oficiales, no lo son en absoluto.

Pero no es el único caso de los últimos días. Al parecer, también hay otra estafa online que se hace pasar por Correos y exige al usuario que introduzca una serie de datos personales en un formulario falso.

Al hacerlo, la víctima da acceso a información confidencial a los ciberdelincuentes, lo que les permite robar datos para acceder a cuentas bancarias o realizar operaciones que puedan suponer un fraude. 

«¡No te la juegues y corta la cadena! Confía solo en fuentes oficiales», advierte el mensaje. El problema es que para muchos usuarios no es tan sencillo diferenciar entre una dirección oficial y una falsa, por eso este tipo de correos de phishing son tan exitosos y frecuentes.