En China ya existen los Juzgados de Internet, ¿para qué sirven?

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Más de 800 millones de chinos se conectan a Internet, así que los delitos asociados a esta actividad aumentan exponencialmente año a año. Para no atascar los juzgados convencionales, China está abriendo Juzgados de Internet en las principales ciudades del país.

El primero se inauguró el pasado año en Hangzhou, y esta semana se ha abierto otro en Pekín. El mes que viene habrá otro Juzgado de Internet en Guangzhou.

En los ocho primeros meses de 2018, se celebraron 37.631 juicios relacionados con Internet solo en Pekín, lo que supone un aumento del 24.4%, con respecto al año pasado. Con estas cifras en la mano, los Juzgados de Internet tienen todo el sentido.

¿Qué es lo que se juzga en los Juzgados de Internet de China? Principalmente disputas de transacciones comerciales, propiedad intelectual,  estafas con las compras online, incumplimiento de servicios online, robo de dominios, tráfico de información personal, o violación de las leyes de privacidad.

En el nuevo Juzgado de Internet que se ha abierto esta semana, 38 jueces con más de 10 años de experiencia impartirán justicia. Las denuncias más comunes tienen que ver con las violaciones de copyright, el lending (alquiler de artículos a través de la Red), e incumplimientos de contratos o acuerdos.

Los acusados pueden declarar a través de videoconferencia, y muchas disputan se cierran con un acuerdo (online, por supuesto) en donde las partes no están presentes. Los Juzgados pueden atender denuncias las 24 horas del día.

Existen también lo que llaman salas de mediación, que parecen sacadas de una nave de Star Trek:

En estos lugares un mediador intenta que las partes lleguen a un acuerdo, antes de tramitar la denuncia y dar inicio al juicio. Una parte importante de las disputas se solucionan mediante este sistema.

Inteligencia Artificial para predecir las sentencias en los juicios

Algunos delitos se juzgan en tan solo 24 horas, principalmente los relacionados con las compras online o los nombres de dominio, en donde las leyes suelen ser bastante claras. Pero otros litigios más complejos exigen el mismo tiempo y preparación que un juicio convencional.

¿Llegaremos a ver algún día los Juzgado de Internet en España?