Piden a Amazon que deje de vender reconocimiento facial a la policía

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Accionistas, asociaciones y consumidores le piden a Amazon que deje de vender tecnología de reconocimiento facial a los gobiernos y la policía. Así lo indica la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU por sus siglas en inglés), que entregará al gigante del comercio electrónico la petición firmada por más de 150.000 personas, una carta firmada por casi 70 organizaciones que representan a comunidades de todo Estados Unidos y otra carta de los propios accionistas de Amazon.

El objetivo de esta iniciativa es que la compañía deje de suministrar tecnología de reconocimiento facial a las fuerzas de seguridad. Hace unas semanas, ACLU hizo público que había obtenido una serie de documentos que revelaban que la policía del condado de Washington y de Orlando utiliza Rekognition, el servicio de reconocimiento facial de Amazon

Aunque la corporación de Jeff Bezos destaca los beneficios que esta tecnología puede tener para las fuerzas del orden público, los defensores de los derechos civiles no opinan lo mismo y consideran que se trata de una poderosa herramienta de control de los ciudadanos de la que los gobiernos podrían abusar.

Mantén protegido tu hogar con una cámara de vigilancia

Algunos accionistas también se han sumado al movimiento en contra del suministro de tecnología de reconocimiento facial a la policía. En su carta a Amazon, señalan que “no solo puede representar una amenaza a la privacidad para los clientes y a otras partes interesadas en todo el país, sino que también puede generar riesgos sustanciales para nuestra compañía, afectando negativamente y aumentando el riesgo financiero para los accionistas”.

De momento Amazon no se ha pronunciado al respecto. La primera y única declaración que la compañía emitió sobre el tema viene a decir que prohibir la tecnología no es la solución. “La calidad de vida sería mucho peor si hoy prohibiéramos las nuevas tecnologías porque algunas personas podrían optar por abusar de ellas. Imagínese si los clientes no pudieran comprar un ordenador porque es posible usarlo para fines ilegales”.

En la actualidad, el uso de la tecnología de reconocimiento facial por parte de las fuerzas del orden está siendo sometido a debate, no ya solo por cuestiones de privacidad, sino también por su eficacia. Si bien en China está dando buenos resultados y los policías han empezado a lucir gafas con reconocimiento facial para la vigilancia, en otros países las altas tasas de fallos ponen esta tecnología en entredicho.