Qué son, y diferencias, Android stock, Android One y Android Go

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Cuando hablamos de sistemas operativos, tenemos que saber que tanto para móviles como para portátiles, hay muchísimos diferentes. Sin embargo, en ordenadores dividimos en Linux, Mac y Windows; en móviles tenemos iOS y Android. En las siguientes líneas, nos centraremos en móviles.

Y es que, aunque los más usados son los dos comentados, los usuarios piensan que hay algunos más que, realmente, no son sistemas operativos. por eso, vamos a explicar las diferencias entre Android stock, Android One y Android Go.

Android es el sistema operativo más utilizado del mundo. Google se lo ha montado muy bien, trabajando con las diferentes compañías, para que apuesten por su sistema operativo (en los inicios de Android, el panorama era uno en el que cada fabricante tenía su sistema operativo móvil) y creen un gran bloque contra Apple y su iOS

Sin embargo, puede que, a veces, haya usuarios que digan que su Xiaomi no tiene Android, sino MIUI, o que su Huawei tampoco usa Android, sino EMUI. O que su Samsung no usa Android, sino TouchWiz (o Samsung Experience). Y no, todos esos ”sistemas operativos” son Android y dependen de Google. Simplemente, son capas de software de cada uno de los fabricantes. 

Ahora bien, ¿por qué se incluyen estas capas y por qué cuando analizamos un Pixel o un teléfono como el Xiaomi Mi A2 resaltamos tanto que utiliza Android puro? ¿Qué diferencia hay entre Android puro y ”los demás Android”? A continuación, contestaremos a esas preguntas y contaremos qué son Android stock, Android One y Android Go, así como sus diferencias.

Android stock, el Android ”de todos”

Android, o Android stock para diferenciarlo de las nuevas versiones, es la primera versión de Android, la original y, curiosamente, la más pura. Android nació en 2003, pero fue comprada en 2005 por Google y no fue hasta 2008 cuando vimos el primer móvil con Android, el mítico HTC Dream con Android Apple Pie (y 10 años después, tenemos Android Pie, la versión 9.0 del sistema operativo).

Este es el Android primigenio sobre el que los diferentes fabricantes trabajan para desarrollar sus terminales, y es el que más cambios ha experimentado a lo largo del tiempo. Y es que, Google permite que los diferentes fabricantes añadan su propio software que ”corre” por encima de Android. Esto recibe el nombre de ”capa de personalización”, y básicamente es lo que encontramos en la inmensa mayoría de móviles de Samsung, Sony, Huawei o LG, por citar alguna de las marcas más vendidas.

También es el caso de casi todos los móviles de Xiaomi. Aunque si compramos un móvil de Xiaomi que no sea Android One, ahora veremos qué es eso, podemos pensar que cuenta con un sistema operativo totalmente diferente a Android e iOS (muy parecido, en algunas cosas, a iOS), lo cierto es que se trata de una simple capa que se ejecuta por encima de Android, MIUI.

La personalización de Xiaomi es tan notable que se considera un fork, un sistema operativo ”nuevo”, pero lo cierto es que sigue siendo Android el sistema encargado de que todo funcione y, sobre todo, de la tienda Google Play, a través de la que se nutren los dispositivos de todas las aplicaciones que utilizamos día a día.

Hay otras compañías, como Motorola o bq, que también personalizan diferentes elementos de Android, pero no es una capa tan agresiva como la que vemos en Samsung, Huawei o Xiaomi, y simplemente se dedican a crear diferentes versiones de algunas aplicaciones o rincones del menú del dispositivo, aunque sigue sin ser la experiencia de Android como la propia Google la libera.

Si toca renovar el móvil, hay grandes opciones por menos de 200 euros

Por recapitular, Android stock es el Android inicial, el que conocimos en 2008 y sobre el que las diferentes compañías pueden trabajar, con diferentes métodos de personalización, más o menos agresivas, para crear diferentes experiencias de usuario. Pero, por muy diferente que sea la capa a la original de Android, sigue siendo… Android.

Además, cuando leemos cosas como ”la fragmentación de Android”, debemos saber que estas versiones tienen ”la culpa”. Y es que, cuando una nueva versión de Android se libera, es el fabricante el que decide cómo y cuándo actualizar sus dispositivos, ya que deben evaluar la nueva versión de Android, aplicar su capa y, posteriormente, lanzarla en sus terminales. Aquí Google no pone una fecha límite para que Samsung, por ejemplo, actualice sus móviles. Ellos, simplemente, lanzan la nueva versión de Android y dejan que el fabricante decida qué hacer con ella.

Ejemplos de móviles con capas de personalización:

¿Qué pasa con la propia Google? Evidentemente, Google se guarda un as en la manga con sus Pixel. Se trata de los terminales que montan la mejor, y más reciente, versión de Android. Es el sistema prácticamente sin modificaciones, aunque ellos mismos personalizan elementos, como la app de la cámara, para darle otro aspecto y conseguir diferentes funciones. Para hablar de los Pixel, habría que crear una categoría exclusiva, por lo que los metemos entre Android stock y Android One.

Android One, la versión más pura

Android stock es algo enrevesado, ya que hablamos de un único sistema operativo, pero con numerosas modificaciones en función del fabricante. Algo más fácil de entender es Android One. Y es que, se trata de la versión más pura posible de Android que se instala en dispositivos que no son de la propia Google. El objetivo de esta iniciativa que nació en 2014 era que terminales de gama baja para mercados emergentes tuvieran un rendimiento mejor

Y es que, las capas de personalización que se añaden sobre Android stock, las más agresivas, son unas auténticas devoradoras de recursos, sobre todo hace unos años, que lastran el rendimiento del terminal. Eso no pasa en Android One. Y es que, quien se adhiere al ”plan” de Android One está prácticamente obligado por Google a no tocar demasiado el sistema. Google solo levanta la mano para que los fabricantes modifiquen, y poco, la app de la cámara y añadan algunas aplicaciones adicionales, como algunas de Xiaomi.

Xiaomi tiene grandísimos terminales entre Android One y MIUI

Esto da lugar a móviles con una versión muy limpia de Android, caso Android puro, y es algo que se nota en el rendimiento del equipo. Al no tener una capa de personalización por encima del sistema operativo, el rendimiento es más fluido, ya que no hay nada que sobrevuele el sistema consumiendo recursos. Por eso, cuando analizamos un móvil como el Xiaomi Mi A2, por ejemplo, valoramos el fantástico rendimiento con Android One y un Snapdragon 660 como procesador.

Xiaomi Mi A2 y bq Aquaris X2 Pro, la experiencia Android es idéntica.

Ahora bien, ¿qué pasa con las actualizaciones? En los móviles Android One, al igual que en los Android stock, Google no interfiere. Es decir, ellos lanzan la nueva versión de Android y es el fabricante el que decide cuándo actualizar su terminal. Sin embargo, como hay menos que ”tocar”, el ritmo de actualizaciones suele ser más alto. Y eso sí, lo que tenemos asegurados son 18 meses de actualizaciones, por lo que un Android One comprado ahora tendrá la nueva versión del sistema, y puede que otra más, y un año adicional de actualizaciones de seguridad.

Ejemplos de móviles con Android One:

Android Go, para equipos modestos

Llegamos al final con Android Go, el último en unirse a la fiesta. En diciembre de 2017, Google decidió que quería acabar con la fragmentación en la gama baja y lanzó un sistema operativo Android muy controlado al que llamó Android Go. El objetivo es que sea el sistema operativo para móviles de gama muy baja y, por eso, aquí Google sí pone limitaciones.

Si un fabricante quiere instalar Android Go en su terminal, debe ser un móvil con 1 GB de memoria RAM y 8 GB de almacenamiento. Es decir, se trata de una iniciativa para que móviles con poquísimos recursos vayan de la forma más fluida posible, y por eso Google controla todos y cada uno de los elementos de estos terminales. Aquí estamos ante la versión más pura de Android, ya que las actualizaciones dependen de la propia Google.

Tanto es así que Android Go tiene su propia tienda y aplicaciones (apellidadas ”Go”) que consumen menos recursos que sus hermanas mayores. Es decir, Youtube GO consume menos que la app ”normal” de Youtube. Os estaréis preguntando por qué y para quién es un móvil Android Go, y la respuesta es sencilla: mercados emergentes.

En países como Malasia e India, los móviles de este estilo son tremendamente populares. Por eso, Google quiere que haya móviles por debajo de los 100 euros que cumplan el estándar de calidad de la propia Google y funcionen de la forma más fluida posible. De ahí el nacimiento de un sistema operativo como Android Go.

Eso sí, no se trata de dispositivos limitados a países emergentes, y aunque es el primer mercado en el que se lanzan estos terminales, las compañías los lanzan poco después en otros países.

Ejemplos de móviles con Android Go: