¿Quién estaría dispuesto a comprar Tesla?

Servicio Tecnico provincia de Noticias

Después del controvertido tweet de Elon Musk y de su inestabilidad emocional tan comentada, nos preguntamos quién podría adquirir Tesla o gran parte de la misma.

¡Chancháaaan! La pregunta del millón desde hace unos días: ¿quién podría (o querría) comprar Tesla? El CEO de Tesla, Elon Musk prendió fuego al mundo de las finanzas a principios de agosto con un simple tweet. Un tweet en el que aseguraba que, a la espera de un voto de los accionistas, él estaba completamente a favor de que Tesla se convierta en una empresa privada y que ya tiene los fondos asegurados para hacerlo.

Tesla ha sido una empresa pública desde su salida a bolsa hace más de ocho años, pero con este mensaje su CEO dejaba la puerta abierta a una salida a bolsa de 420 dólares por acción, llegando a un valor de 82.000 millones de dólares. ¿Hablaba en serio? En fin, quién lo sabe. Eso ya es cosa del pasado.

Independientemente de si Musk estaba tirándose el farol, y en medio de la controversia sobre su nivel de vida (y trabajo), su tweet tuvo repercusiones inmediatas y reales en las acciones de Tesla, ya que un fondo saudita se decidió a invertir dos mil millones de dólares en la compañía.

Especular con acciones de Tesla, un negocio rentable gracias a Elon Musk

Este mensaje y todo lo que ha sucedido después ha dado paso a las especulaciones: ¿quién podría comprar Tesla?

Hay muchos inversores posibles. Una perspectiva simple es que Musk, que posee el 20% de las acciones de Tesla, recurra a un consorcio de socios para hacerlo realidad, pero es probable que necesite patrocinadores con suficiente dinero para hacerlo realidad.

Según podemos leer en Jalopnik, encontramos varias opciones.

Fondo soberano de Arabia Saudita

Esta opción salió a relucir después de que conociésemos la compra de algo menos del 5% de Tesla por parte de este fondo soberano de riqueza de Arabia Saudita, por un valor de 2 mil millones.

El fondo tiene más de 250 mil millones de dólares en activos y mucho dinero en efectivo. También busca diversificar la economía del país, dado que el futuro del petróleo parece bastante “turbio” en este momento, según Bloomberg .

Musk describió a este fondo como “una pieza central de su plan para retirar a Tesla de la bolsa”, así que no es ninguna tontería. Eso sí, parece que quizás este fondo no esté únicamente interesado en Tesla, ya que según Reuters estaría en conversaciones para cerrar una inversión de 1.000 millones de dólares en Lucid Motors Inc., lo que supondría un control total de la empresa.

El Fondo de Inversión Pública también buscará más alianzas como sus acuerdos con los bancos Blackstone Group LP y SoftBank Group Corp. como parte de su objetivo de impulsar los activos hasta los 2 billones de dólares para 2030, según afirmó su director Yasir Al-Rumayyan en una entrevista de Bloomberg Televisión.

Fondo soberano de Noruega

El fondo de Noruega también tiene un billón de dólares en activos. Y es que este país nórdico es un gran fanático de Tesla.

El otoño pasado, el fondo de Noruega propuso abandonar las reservas de petróleo y gas con el fin de evitar la exposición a “caídas permanentes en los precios del petróleo”, según Reuters. Si Noruega lo dice explícitamente o no, también marcaría una postura ética notable.

En particular, la CNBC contactó a varios bancos de Wall Street y dijo que “ninguno de ellos tenía conocimiento de ninguna transacción o se había comprometido a financiar una compra de Tesla“. Entonces, si Musk no tiene fondos de las fuentes típicas como las firmas de Wall Street, ¿tal vez cobra más fuerza la idea de una empresa con mucho efectivo en sus bolsillos?

¿¡¡Apple!!?

Sí, Apple. Tal vez, porqué no. Dada su propia incapacidad para entrar en el juego automotriz , tal vez se podría plantear tomar el control en Tesla.

Tenemos que pensar que el gigante de la tecnología tiene alrededor de 285 mil millones de dólares únicamente en reservas de efectivo, así que con ese pastizal podría comprar Tesla en el objetivo de Musk y todavía le sobraría muuuuucho. Así que no: considerarlo no es una locura.

Apple amplía su flota de coches autónomos

Recordemos también que Elon Musk siempre ha querido lanzar una empresa de viajes compartidos, en la los propietarios de Tesla podrían ganar dinero con sus coches (teóricamente) autónomos transportando viajeros sin necesidad de conductor. Una inversión de Apple podría ayudar a acelerar sus esfuerzos de vehículos autónomos y avanzar hacia ese objetivo, ¿no?

Ahora, eso también deja abierta la posibilidad de que otras grandes corporaciones involucren grandes cantidades de efectivo, como Amazon o Alphabet. Pero la posibilidad de que Apple pudiese comprar Tesla, admitámoslo, siempre ha estado ahí. Y es la que más suena.

Aunque hay alguien que ya se ha encargado de advertir a Apple de que esta no sería una muy buena idea… Y ha sido Warren Buffet. En una entrevista para la Fox ha asegurado que contar con una ventaja competitiva a largo plazo en la industria de los coches es muchísimo más complejo que en la tecnológica. Además, ha pedido a Musk que rectifique su tweet de la controversia.

Un capital privado

En un escenario más improbable, tal vez haya algunas firmas de capital privado que tengan acceso a, no sé, quizás unos 10 mil millones de dólares, estuviesen ansiosas por financiar el resto de la compra con deudas.

No es ninguna locura aunque lo parezca, este tipo de cosas suceden. ¿Pero una deuda de 70 mil millones? Mmmmm… de nuevo, bastante improbable.

Hablemos de la junta directiva y un lejano (pero posible) escenario

La junta directiva independiente de Tesla tiene, en teoría, una responsabilidad fiduciaria con los accionistas para evaluar todas las ofertas que se pongan sobre la mesa. Entonces, supongamos que Musk tiene fondos asegurados, y él presenta la oferta a la junta, y supongamos que en realidad no tiene un voto de control.

En el caso de que se presente a la junta una oferta de 420 dólares por acción, eso abre la posibilidad de que alguien más entre y haga una oferta más sustancial y la descarte. Algo que podría ser muy pero que muy divertido…

Veremos cómo acaba el “órdago” de Elon Musk.